Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Accidentes carretera fin de semana’ Category

Puedes leer la entrada en:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2372

Nos hemos mudado.

Read Full Post »

Para leer el artículo pulsa:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2365

Te recuerdo que nos hemos mudado.

Read Full Post »

El blog ha cambiado. Pulsa para leer el post:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2361

Read Full Post »

Ayer, en el diario El País, podía ver la esquela de Isabel Otero Domínguez, fallecida en accidente de tráfico en Pedrola (Zaragoza), a los 63 años de edad. Lo que faltaba en  esta esquela era algo muy importante: el motivo.

Esa esquela deberían haber incluido: fallecida en la mortal N-232, por su no desdoblamiento.

Esta carretera cuenta en su haber con muchos fallecidos y es una de las más peligrosas de España. Así lo recoge el informe anual de Eurorap, en el que participan el RACE, el RACC y varios clubes europeos del automóvil, destacando que este tramo, cuyo desdoblamiento se considera una prioridad en la Comunidad aragonesa, es el segundo del país en el que se registran más choques frontales.  En este año ya ha habido cinco víctimas.

¿Cuántas más tiene que haber?

He encontrado un vídeo que muestra la intensidad de tráfico que tiene esta carretera y, como consecuencia, su peligrosidad.

Mi solidaridad para con esta nueva familia, para una hija que se queda sin madre. Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

http://youtu.be/oTW4b__fmjA

Read Full Post »

Lazo de las víctimas de accidentes de tráfico. Color Naranja. Color de energía. La que nos dejan nuestros seres queridos para luchar para disminuir las víctimas

Lazo víctimas accidentes de tráfico

En el año 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas, insto a los gobiernos de los países a declarar el tercer domingo de Noviembre como el día de las víctimas de accidentes de tráfico.

Y desde ese fatídico año, que coincide con la pérdida de mi hija, cada año he trabajado para hacer visible ese día.

El primer año también coincidió con el 20-N y cuando me dirigía al Parque del Retiro pensaba que me iba a encontrar con una manifestación impresionante. Incluso según iba llegando veía mucho movimiento de personas. ¡Qué ilusa! Venía de ver el paso de las ovejitas por la cañada real que transcurre por la misma calle Alcalá.

Desde ese año, hemos ido aumentado el número de víctimas que allí nos reuníamos y nuestra voz se hacia oir cada año más. Y, puesto que es un día de mucho dolor, cada año me decía que era el último en el que estaría, pero cada año hay una nueva madre empujando, transmitiéndonos fuerzas a los que ya estamos cansados, haciéndonos crear cosas nuevas.

Pero este año, el día de nuestras víctimas coincide con las elecciones generales y nuestro evento ha tenido que esperar. Pero aunque las celebraciones sean otro día, mañana, tercer domingo de Noviembre, es “el día de las víctimas.

Creo que este año ya vamos por más de 1.300 muertos, y hoy mismo, dos nuevos jóvenes han alargado esa lista de “madres sin hijos”. Y tres personas más. Y no hablemos de los heridos que se cuentan por miles.

Este día que tendría que ir hacia su extinción, este es mi septimo año, no tiene fin, porque, por mucho que disminuyan las víctimas, siguen siendo muchas.

Yo quiero retirarme. No quiero hacer más cruces. No quiero hacer más corazones. No quiero pegar más fotos. No quiero recordar más aniversarios. No quiero abrazar a más madres y decirles, sé lo que sientes. Pero, ¿cómo abandonarles? ¿Cómo no seguir gritando que necesitamos mucho más de los políticos, de la sociedad, de la justicia, de las instituciones?

Y de la educación, esa que hoy está tan en boca y que es, quizás, lo primordial para crear futuros conductores concienciados.

Llevo siete años escribiendo de este día y ya estoy cansada, muy cansada, pero no puedo tirar la toalla, aunque debería.

Definición de Accidente: Lo que puede aparecer o desaparecer, sin destrucción del sujeto.(Definición del diccionario de la Lengua Española)

Resulta que, en lo que llamamos accidentes de tráfico siempre hay destrucción del sujeto. Ayudanos a que tras la palabra “Accidente”, no se esconda la violencia vial. Ayudanos a conseguir lo siguiente:

•Mejor y Mayor Educación. En especial para los niños y jóvenes, futuros conductores.

•Concienciar a la sociedad sobre las  muertes por los “mal llamados accidentes de tráfico”, así como la mala influencia ejercida en los jóvenes por la publicidad de la velocidad, a través de las carreras.

 •Encontrar y proponer soluciones para evitar las muertes por deficientes infraestructuras viarias, así como fomentar un mejor transporte público.

•Favorecer una convivencia sin violencia vial e intentar apartar de la carretera a los que la practican

 •Apoyar y ayudar a las víctimas de la movilidad vial en los momentos más difíciles.

 •Exigir la aplicación de unas leyes justas, encaminadas a disminuir los actos de violencia vial.

. Orientar legalmente a los afectados por la muerte en la carretera.

. Colaborar en la reeducación de los que han cometido errores que podrían haber puesto en peligro la vida de los demás.

 •Favorecer y cooperar en la unión de las diversas asociaciones de víctimas, para juntas, presionar a las autoridades y encontrar soluciones que eviten esta lacra de muertes.

 •Fomentar la “Vida en la Carretera”, en lugar de la muerte.

(Sacado del Decálogo de “Vida en la Carretera”. Asociación de afectados por la violencia vial).

Porque todos deberíamos estar comprometidos en esta lucha.

Mi solidaridad para con esas nuevas familias que pasan a ser nuevos participantes en el día de las víctimas. Vuestro dolor es también el mío, porque, antes, ya fui yo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

(Son muchos los que me faltan)

(Víctimas de tránsito)

Read Full Post »

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como cada mañana, me desayuno con la información de los accidentes de tráfico, pero no todos los días soy capaz de poner aquí la información. A
veces, necesito tomar distancia.

Esta mañana, uno de esos accidentes me ha conmovido. En él ha muerto un hombre y un niño ha resultado herido. Ha sido un siniestro más en una
carretera secundaria, de esos que últimamente se dan en su gran mayoría porque esas carreteras son las peores y las más previsibles para perder la vida.

Pero lo que más me ha dolido es que se ha tratado, una vez más, de una muerte a solas, porque ha sido un agricultor el que los ha encontrado
al día siguiente, y porque la persona que ha muerto, un hombre, lo han encontrado abrazado a su hijo de tres años. ¡Qué amor de padre! ¡Cuánto habrá
sufrido pensando qué pasaría con su hijito! ¿Cuándo vendrían a rescatarlo?

Todo ha sucedido en la carretera secundaria que une Castro del Río con Espinar, cerca de Baeza, Córdoba. Han caído a un pozo cercano a la carretera. Un poco que está justo al lado de una curva.

Estamos hartos de protestar por esas malditas carreteras secundarias que siguen en mal estado y se llevan miles de vidas.

Pienso cómo le afectará a ese pequeño niño el haber vivido este hecho, por mucho que su padre haya intentado preservarle con un abrazo. No me
pregunto por lo que pasó y pasará esa mujer que denunció la desaparición de su marido e hijo y que durante un día no supo donde estaban porque lo sé y lo
siento.

Otra vez una curva. Otra vez muerte. Otra vez una carretera secundaria.

Vuestro dolor es también el mío, porque antes ya fui yo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

 Ejemplos: muertos en Castilla-Leon en lo que va de año, hasta Octubre, 82 personas de los 114 totales.

-El 78% de los fallecidos en accidentes de tráfico tienen lugar en carreteras secundarias.

 

Read Full Post »

Este blog ya tiene más de 100.000 visitas.

Una pegatina por la seguridad vial

En dos años y medio. Y no me enorgullece porque la mayoría de esas visitas son de alguien que ha perdido a un ser querido en un accidente de tráfico o alguien que busca información sobre un accidente de tráfico.

Cuando escribo este post, han muerto 14 personas en las carreteras. En tan solo este primer fin de semana de Septiembre. ¡Qué dolor!

Mi marido me riñe porque hablo de muertos. Porque los cuento. Porque les busco nombre y apellidos. Porque trato de recordarlos en sus aniversarios, aunque, ultimamente, intento no hablar de cada uno de ellos, de cada uno de los accidentes que ocurren pero, a veces, me resulta imposible.

A los que habéis llegado hasta aquí buscando un eslogan, campañas de seguridad vial, los cuentos del hada Helena, gracias. A los que habéis llegado buscando información sobre los hechos en los que habéis perdido a un ser querido, lo siento. Lo siento mucho. Siento que seáis uno de esos cien mil visitantes: vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Comienzas las fiestas en España. La virgen de Agosto sirve para unificar todas las fiestas de la mayoría de pueblos de España y es la excusa para volver al lugar de nuestros orígenes o el de nuestros antepasados.

Durante años, yo he celebrado las fiestas del pueblo de mi marido. Durante años, sin faltar.

Y disfrutábamos, especialmente de sus verbenas. Los tres. Como una piña. Helena, con sus veinte años, abandonaba la discoteca para ir a la verbena con nosotros, para bailar “la ventanita”, “el tiburón”, “que la
detengan”, “bomba”, “el chiringuito”… cualquiera de las canciones que ese verano estuviera de moda,  y “viva el pasodoble”.

Su último verano también lo pasó en las fiestas del pueblo de su padre, esta vez, incluso con su amor. Pero como ella, mucho serán los que éste sea su último año de fiestas en su pueblo. Muchos serán los que no vuelvan este puente de Agosto. Muchos los que se quedarán en nuestras carreteras secundarias. Esas que cubren y conectan la mayoría de pueblos de España.

Las fiestas llevan al alcohol, y éste está reñido con la carretera.

En estas fechas, más que nunca, echo de menos bailar un pasodoble. Ese que bailaba, orgullosa, con mi marido o con mi hija. El pasodoble que durante años me ha gustado enormemente. Ese que, creo, es el
único que mi marido se aprendió. Ese que nos hacía sentir vivos y felices. Un pasodoble español que, ahora, amplia más mi dolor, porque, además de los recuerdos de días felices, ahora me recuerda que el alcohol es la causa de todas mis penas.

“Viva el pasodoble” de Rocío Jurado, dicen que está dedicado a Ortega Cano.

Escuchar este pasodoble,  ahora, me produce rabia.

Ortega Cano: si habías bebido, ésta sería tu mejor corrida: torear ese toro con humildad y poniéndote como ejemplo de lo que puede pasar cuando bebes y conduces. Admitirlo, y hacer campaña. Porque en muchos pueblos, estos días, muchos padres bailarán tu pasodoble, y muchos de sus hijos, no volverán a casa.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Lazo identificativo de víctimas de siniestros de tráfico

 

Ando en otras pérdidas y otros dolores pero cuando pienso que ya es hora de abandonar este tema de la concienciación e intento distanciarme, siempre aparece una noticia mala, un accidente peor que los anteriores, más muertos que nunca, y necesito correr al ordenador para escupir mi indignación como si fuera una blasfemia, cosa que no hago aunque la situación lo pediría.

Este fin de semana, 28 muertos en siniestros de tráfico. El fin de semana más trágico en lo que va
de año. Y las estadísticas dirán y confirmarán que es lo normal del segundo semestre del año donde se producen más accidentes porque se hacen más largos recorridos y los desplazamientos son mayores. Y yo, antes, pensaba que era cierto, que ante los millones de desplazamientos era normal que se produjeran
esas muertes, pero no desde que la muerte me afectó a mí. No a cualquier otro que entra dentro de la estadística, sino a mi hija, a Helena. Y desde entonces ya no me conformo, no me aguanto, no lo veo como algo imposible de eliminar, porque, en su gran mayoría, los accidentes de tráfico son evitables.

No hace mucho escribía sobre el aniversario de los jóvenes de Villanueva del Pardillo, tres en el acto, uno después. Este fin de semana, en Jadraque, cinco de golpe. Y como en el caso de Villanueva, viendo las imágenes en la tele he dicho: una recta. Después me ha parecido ver en el inicio de la recta una curva.

En este caso, parece ser, que pudiera ser un exceso de velocidad. Pero muchas veces me pregunto ¿qué pasa al conducir en carreteras secundarias, en carreteras de doble sentido? ¿No sabemos conducir? Pues no, no
sabemos conducir. Lo hacemos por autovías, nos acostumbramos a la seguridad de un adelantamiento con dos carriles o más y cuando saltamos a una carretera secundaria, supongo, no controlamos el tiempo que tardamos en un adelantamiento, tiene que ser eso porque son demasiados siniestros en choques frontales.

Recuerdo que de pequeña siempre fui bastante miedosa y en las ferias tenía pavor a subir a los coches choque, o los coches tope, como los llamábamos nosotros. No quería ni pensar lo que podía pasar cuando uno de esos coches se me venía encima. Una compañera de colegio perdió los dientes en uno de esos topetazos y su bonita boca se vio afectada para siempre.

Si esto era en una atracción de feria imaginaos como debe ser un choque entre coches, aunque la velocidad sea inferior a 100.

Pero eso no es lo que deben pensar muchos porque hacen adelantamientos imposibles o toman curvas rectas invadiendo el otro sentido y la vida de otros.

Hoy veía como todo un pueblo manifestaba su dolor y establecía cinco  días de luto, pero eso no quitará el
dolor de esas nuevas familias, ni volverá a la vida a esos jóvenes, pero  ya no se  puede hacer nada más. Y seguimos pensando que los accidentes siguen siendo una fatalidad que te puede tocar. “Al que le toca
le toca” que dicen algunos y que a mí me llevan los demonios cuando lo oigo.

No, no, y no. No es algo irremediable. No es una fatalidad. No es el destino. No es lo que Dios quiera. No es que estaba de pasar. Es que todos tenemos que poner de nuestra parte. Y quizás haya que practicar mucho más los adelantamientos que los aparcamientos que para realizarlos no se pone en peligro la vida de nadie, tan solo un poco más de tiempo, unos centímetros más hasta llegar a la acera, o realizar unas vueltas más a la manzana porque nunca nos parece espacio suficiente.

¡Qué tristeza! Por esos 28 muertos y porque tengo que seguir escribiendo sobre el mismo tema.

Y, como siempre, jóvenes entre 18 y 23 años. Nos quedamos sin jóvenes y sin futuro. Y ellos siguen sin
darse cuenta que bailan con la más fea.

Fallecidos hasta el 17 de Julio 774. ¿Sigues pensando que al que le toca le toca?

Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Es curioso que lo último que escribí en mis blogs fuera el aniversario de los jóvenes de Villanueva del Pardillo, la muerte de tres
jóvenes y posteriormente otro que quedó malherido, hace cuatro años, en esa localidad. Y lo primero que vuelvo a escribir es, otra vez, sobre la muerte de 3 jóvenes, esta vez en Aranjuez.

Es con lo que me encuentro a la vuelta del fin de semana. Dieciocho muertos, 8 más que el año pasado, pero estamos contentos, ya  podemos ir a 120. Y de esos 18, el más grave de los siniestros el que se produjo en la M-305 con la muerte de tres jóvenes de edades comprendidas entre 16 y 20 años, y dos heridos.

Pero es como si me repitiera. Es como si esta entrada ya la hubiera escrito otro verano, y es normal porque cada verano escribo alguna, a
principio de las vacaciones, en medio, o al final. Así, desde el año 2006.

Hay que ser muy tozuda para llevar casi seis años escribiendo sobre lo mismo y no tirar la toalla. ¿Qué espero? ¿Un milagro? ¿Qué
los jóvenes dejen de bailar con la más fea?

 

Hoy,  la noticia de la muerte de estos jóvenes  ha salido y saldrá en todos los medios de comunicación, y de momento será una noticia fría,
sin nombres, con errores en los años, sin iniciales, una escueta nota de prensa, como si fueran famosos, porque lo son a partir de este momento, porque
en sus casas, entre su familia, ya no habrá nada más importante, solo un antes y un después de este día en el que se produjo la noticia. Pero para ellos el
dolor no se puede describir en una nota de prensa, ni siquiera se lo pueden imaginar, ni los que lo hemos pasado describir, solo comprender.

A día de hoy van 686 muertos en siniestros de tráfico y 8 muertos más que en la misma fecha el año pasado, pero las voces de las víctimas han primado menos que los interese económicos y políticos. Había que abandonar la prohibición porque si no era el gobierno actual, lo haría el próximo. Había
que hacer coincidir el cambio de límite de 110 con la salida de vacaciones. Porque ya podemos pagar la gasolina. ¿Y los muertos?

Vuestro dolor es también el mío porque, antes, ya fui yo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores