Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 mayo 2010

Este fin de semana han muerto 24 personas y 23 han resultado heridas, en los siniestros de tráfico.

estado en el que quedó el coche de Helena

Este fin de semana era el cumpleaños de Helena, y ya van 6 en los que no puede soplar las velas, por eso que llaman accidentes de tráfico, y que, como en su caso, no son tales.

Un fin de semana muy triste, porque los aniversarios son los días más difíciles de los días imposibles. Y los días son imposibles cuando el corazón esta partido y no hay tiritas para él.

Hacía mucho que no escribía sobre accidentes en concreto, pero quizás haya sido el recuerdo de este aniversario no celebrado lo que me ha hecho que hoy lo haga sobre este siniestro: Tres jóvenes han muerto en Torrecilla de Jara (Toledo)

Tres jóvenes de edades comprendidas entre los 24 y 27 años. Helena cumplía 26 el pasado día 29.

He encontrado los nombres de estos jóvenes: no es fácil encontrar algo más que iniciales. Como si fueran delicuentes. Qué costumbre más absurda. Se trata de Amparo Labrado Arrogante, de 27 años; Rafael Francisco Gutiérrez Oliva, de 26, y Jonathan Vázquez Fernández, de 24,

En las noticias no hablan de cómo fue, qué pasó, sólo de salida de la vía y que se vieron afectados dos coches. Pero fuera por la causa que fuese, los familiares de estos jóvenes no saben lo que les espera.

Han pasado cinco años desde que comencé a  escribir, para seguir engañándome y agarrarme a la vida. Engañarme pensando que lo que digo tal vez sirva para salvar alguna vida. Tarea inútil, porque los jóvenes no piensan morirse, pero se matan.

Quizá, también, hoy traigo este siniestro porque intento pensar que los jóvenes llegarán hasta aquí buscándolo y leerán sobre lo que escribo, y mi dolor añadido. Otro engaño.

Quizás porque no quiero darle la razón a esos padres que me dicen que me olvide de ellos, que nunca podré contar con ellos, que son jóvenes. Otro engaño.

Los accidentes no se producen por accidente, la mayoría son despistes, alcohol, drogas, violencia, velocidad y carreteras imposibles. Y morir no es un accidente.

Este fin de semana, el más trágico del mes de mayo: 24 muertos

En lo que va de año 619 muertos.

El fin de semana anterior: 17 muertos.

El fin de semana del 15 y 16:  18 muertos

Y dando gracias de que son menos. ¿Menos de qué? En cada casa afectada es un muerto más.

Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por la accion de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

En Abril del 2005, mi hija, Helena, la única que tenía, murió por el impacto recibido en su coche por un coche cuyo conductor conducía bajo los efectos del alcohol. Tenía  tan sólo 20 años.

…cuando no hay ya lágrimas bastantes,

porque alguien, cruel como un día de sol en primavera,

con su sola presencia ha dividido en dos un  cuerpo…

“La Realidad y el Deseo” Luis Cernuda.

 

Era Abril, faltaba un mes para tu cumple. Tres días para volver a tus estudios. El resto de mi vida para tenerte.

Era en abril, y de la nieve al peso
aún se doblaron los morados lirios;
era en diciembre, y se agostó la hierba
al sol, como se agosta en el estío.
En verano o en invierno, no lo dudes,
adulto, anciano o niño,
y hierba y flor, son víctimas eternas
de las amargas burlas del destino.
Sucumbe el joven, y encorvado, enfermo,
sobrevive el anciano; muere el rico
que ama la vida, y el mendigo hambriento
que ama la muerte es como eterno vivo.

(Rosalía de Castro. En las orillas del Sar)

Y en  tus 26 cumpleaños, no habrá velas, aunque sí un café con Laura, Sara, Nuria y Carlos. Sólo cuatro, de tantos amigos.

Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.

(Ángel González. Cumpleaños)

Para vivir un año es necesario morirse muchas veces mucho.

(El último cumple anotado en su agenda. ¡Ay, crisis de los 20!)

Y ya van cinco años: viviendo, muriendo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

(Este blog es en memoria de ella, Helena Castillo Zapata, que murió por el alcohol que otro tomó)

Read Full Post »

 

Las noticias de esta mañana decían que en 2008, murieron más de 80 niños menores de 14 años, y que cada cuatro días fallece un niño.

Es para pensarlo.

A los cuatro meses de nacer, Helena comenzó su contacto con el coche. Metida en su capazo, cada día viajaba a su guardería. Pedimos a Londres un cinturón para poder sujetarlo. Por entonces, en España, no había dispositivos de seguridad para estos temas, y la primera seguridad que había era en sillitas para el coche, cuando ya eran más mayores y tampoco tenían demasiada seguridad.

Hoy en día, estos temas están resueltos, pero aún así, algunos padres siguen llevando a niños en los coches, sin medidas de seguridad.

Les recuerdo que esto es motivo de infracción y que conlleva la retirada de “3 puntos” del carnet. Pero conlleva algo peor, perder los puntos de tu vida, porque no hay nada peor que perder a un hijo.

El 34% de muerte en la comunidad de Valencia, de jóvenes entre 10 y 19 años, se debe a accidentes de tráfico

Cada cuatro días fallece un niño en accidente de tráfico

Me vienen a la memoria la cantidad de accidentes en los que mueren bebes que no llegarán a cantar “en el coche de papá”. A Helena le encantaba esta canción. Tanto que participó en un programa de homenaje y recuerdo a estos payasos. Le daban un dinero por salir en ese programa, pero nunca fuimos a cobrarlo, y ella nos lo echaba en cara.

No permitas que su vida se quede en el asfalto. Enséñale a ser un buen conductor, los futuros conductores. Procura que esta canción no se pierda, si ellos ya no están para poder cantarla con sus hijos.

Yo no tendré nietos con los que cantarla.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por la acción de un conductor con alcohol.

(Disculpas por la calidad de vídeo, pero merece la pena. Es historia)

Read Full Post »

Acabo de recibir un tríptico titulado “reforma ley de tráfico, cambiamos para mejorar”.

Cuando se desplega, en su interior aparecen tres palabras como titulares precedidas del símbolo “+”: SENCILLA, FÁCIL, JUSTA.

 

Ahora la Ley de Tráfico es: más Sencilla, más Fácil, más Justa.

Estas palabras podrían asemejarse a las que definen a la Real Academia de la Lengua: limpia fijan y da esplendor. Pero no estamos hablando de palabras mal sonantes, estamos hablando de acciones que pueden conllevar la pérdida de vidas humanas.

La idea del tríptico me ha parecido muy clara para informar pero echo de menos cosas muy importantes:

Yo no habría dado tanta importancia a la difusión de cómo puedes hacer para pagar las sanciones y conseguir un descuento. Sigue pareciendo que esta reforma lo único que persigue es la recaudación (+ Sencilla).

Tampoco habría destacado tanto que la Ley ahora es más justa a la hora de restar puntos,  que ahora se pueden recuperar más puntos a través de los cursos, que se eliminan las suspensiones temporales de carnet (+ Justa)

Yo habría destacado, los muertos que se producen cada año y las causas.

Yo habría enumerado el número de heridos que se producen cada año y cuántos de ellos quedan en estado tetrapléjicos, parapléjico o vegetativo.

Yo habría hablado de los conductores sancionados judicialmente y que están cumpliendo condena.

Yo habría nombrado a algunas de las muchas asociaciones de víctimas que existen en la actualidad, donde pueden encontrarse a los familiares de las víctimas de violencia vial, como consecuencia  de muchas de  esas 20 infracciones que restan puntos, pero que hacen algo peor: quitar la vida a alguien.

“La Reforma de la Ley de Tráfico es un paso para alcanzar nuestro principal objetivo. Conseguir que nuestras carreteras sean cada vez más seguras. Por esta razón hemos cambiado las normas. Hemos cambiado los procedimientos. Hemos cambiado para conducir mejor”

Esto se  da de bruces con la facilidad para pagar menos por las infracciones que cometemos, con la rebaja de puntos en acciones que antes tenían una calificación más grave, y con la eliminación de suspensiones temporales.

Porque, desgraciadamente, para una gran parte de esta sociedad,  sólo sirve  el “palo y tente tieso”, el temor a perder puntos y el carnet. Porque pocos se plantean  que conducir es algo más que tener un carnet y conducir un coche. Porque el coche puede ser un arma de matar: a uno mismo y a otros.

Es muy “Fácil “ perder la vida.

No es ”justo” que te la arrebate otro.

Para el infractor siempre será “Sencillo” seguir viviendo. Tiene todos los puntos de la vida.

Las víctimas siempre serán las perdedoras, sin posibilidad de recuperar nada de nada.

Mañana día 25 de Mayo de 2010, entra en vigor la Nueva Ley de Seguridad Vial

 

 

¡Seis puntos por la vida de mi hija!

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol

Read Full Post »

Este verano en moto

De vez en cuando, me paseo por los escritos antiguos, los realizados con máximo dolor, tal y como bien dice otra compañera de dolor,  Vanessa, madre que perdió a uno de sus hijos, no por accidente de tráfico pero sí por como dice la dedicatoria de mi blog “Madres sin Hijos”: …por las acciones de otros, por las omisiones de tantos, por la culpa de todos…, pues como dice esta madre, “con aquel dolor no se puede vivir, ahora duele, pero entonces mataba“. Son escritos realizados cuando el dolor mataba, y recupero texto para traerlos hasta este blog que es más reciente.

Hoy, encontraba este titulado “Este verano en moto”. Han pasado tres años desde su escritura, pero sigue estando vigente. Porque se acerca un nuevo verano, porque  las motos, motocicletas, ciclomotores están ahí y cada vez son más usados, porque los jóvenes siguen siendo jóvenes, porque en una moto el cuerpo es la carrocería, porque parece que con esas pequeñas motos que apenas cogen velocidad no les va a pasar nada, porque son nuestros hijos y nos duelen.

Este post está dedicado a Marc, un joven que murió el 31 de diciembre de con su moto. Una moto que casi acababa de estrenar. Quizás la impericia, la escasa experiencia, la mala fortuna, se unieron para producir un nuevo drama.

Este verano en moto

Ayer ya pude comprobar la cantidad de adolescentes, casi niños, que con el buen tiempo comienzan a estar por las urbanizaciones con sus motos.

Normalmente van de dos en dos y por supuesto, el casco colgando del brazo.

Cuando lleguen las vacaciones, los pueblos, urbanizaciones de la playa, sierra o alrededores de las grandes ciudades, se llenarán aún más de estos jóvenes y claro está, los padres tranquilos porque están fuera de las carreteras, de la gran ciudad, están aquí dentro, en la urbanización.

Y así, los jóvenes con el casco colgando del brazo, llevando de paquete a otro joven que quizás sea la primera vez que va de paquete, con lo que su cuerpo no ayudará en nada al que conduce y con “total para estar por aquí”, “total para ir aquí al pueblo de al lado”, “total por este camino rural”, los pueblos y urbanizaciones se irán llenando de adolescentes candidatos a llenar las estadísticas.

El peligro nunca sabemos donde está, puede estar más cerca de lo que pensamos y el “total” es el final, así es que este verano, protégete.

El casco siempre en la cabeza, que es donde debe ir. Los paquetes, cuanto menos mejor y si estamos muy seguros para llevar un paquete, por supuesto con casco también.

Y los padres… pues pensad que los pueblos están unos al lado de otros pero de unos se van pasando a otros y a ellos se llega por carreteras  normalmente pequeñas, algunas en mal estado, siempre sin iluminación y de doble sentido.

Y no es por meter miedo, es por reflexionar.

por Flor Zapata Ruiz

Queridos padres, nosotros queremos lo mejor para nuestros hijos pero a los demás, les importa una mierda sus vidas. Conozco a muchas madres que han perdido a sus hijos con bicis, motos, motocicletas. Además de perder lo que más querían, casi siempre, aparentemente, el responsable ha sido el niño, el joven. Bueno, eso es lo que dicen, eso es lo que, en la mayoría de los casos, a los padres les cuesta poder rebatir, porque todo se pone en su contra. Ese es el dolor añadido que les queda a los padres. 

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

La crisis financiera afecta también a  la seguridad vial y, a partir de ahora, a conducir ¡todos borrachos! Sí, porque las restricciones económicas en todos los ámbitos, llevarán a reducir gastos, y en lo primero que han pensado reducir es en los controles de alcoholemia.

Según las noticias, ahora se harán según criterio del policía de turno. Es decir, cuando vean que el coche va dando bandazos.

Todo el mundo sabe que, en este país de bebedores, sólo el miedo guarda el huerto, que decían los antepasados. Todos pensamos: no, no voy a beber por si hay un control. Pero si esa posibilidad no existe… pues, todos controlamos. ¿O no?

Si además, se aprueba la petición del partido popular para que se suba el límite de velocidad y los coches radares se quedan quietos para no gastar gasolina, pues todos contentísimos. Los delincuentes viales están de enhorabuena.

Es lo de siempre: El chocolate del loro. Quitar, de donde menos hay o donde más se necesita.

Viñeta de El Roto en El País día 11

El sistema financiero se está llevando toda la pasta y los pobres, cada vez más pobres.

No estaría mal que los bancos, grupos financieros, especuladores, etc. tuvieran la posibilidad de deducirse impuestos si invirtieran en temas de seguridad vial. Sería una forma de que los controles siguieran existiendo, de que las autovías siguieran mejorándose, de que los agentes siguieran en la calle controlando y vigilando, en definitiva, se evitaran muertes.

Viñeta de El Roto en El país del día 12

Maldito din, don de don dinero.

Qué suerte tener la viñetas del El Roto. Lo explica tan bien sin palabras.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Un hombre ha muerto en una carretera de Álava por la acción de un delincuente, que huía de la policía desde Miranda de Ebro, y chocó contra el coche que conducía este hombre de 32 años. Cuando oía esta noticia, me acordaba de la familia de la pobre víctima y de la película “deprisa, deprisa”.

En este caso, dicen que era un delincuente con 18 delitos en su haber, pero cada día mueren personas en las carreteras por la acción de la violencia vial, por delincuente viales (borrachos, drogadictos, kamikazes, adictos a la velocidad, etc.), y en muchos casos, serán definidos como accidentes de tráfico porque anteriormente no tenían un expediente de delitos comunes; porque las víctimas se han quedado en la carretera y no pueden contar cómo fue; porque la muerte sobrevino con un coche y  no con un arma de fuego.

También recordaba que el grupo popular llevará al congreso, una propuesta  para elevar la velocidad a 130-140 Km/Hora. Se presentará el próximo jueves en la comisión de Seguridad Vial. De vez en cuando surge este tema, del que yo no soy partidaria.

Si todos los conductores fueran modélicos, si todas las carreteras fueras estupendas, si todos los coches fueran seguros, tal vez un poco más de velocidad no fuera impedimento, pero las noticias están plagadas de siniestros en los que el motivo ha sido “exceso de velocidad” o “salida de la vía”, que yo siempre me pregunto ¿qué es salida de la vía? Pues claro que muchos de los accidenten terminan con una salida de la vía. Esa es una consecuencia no un motivo.

En fin, que ha sido un fin de semana más lleno de víctimas. Doce muertos, cuatro de ellos motoristas, y según la DGT, por exceso de velocidad.

Pero seguimos queriendo ir más deprisa, deprisa.

Y yo no te tengo a mi lado, no me he quedado contigo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, víctima de la violencia vial.

Read Full Post »

Older Posts »