Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cartas al director’ Category

Nos hemos mudado. Para leer el artículo pulsa aquí:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2380

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Puedes leer la entrada en:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2372

Nos hemos mudado.

Read Full Post »

Recuerda, nos hemos mudado. Para leer el post, clica aquí:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2306

Read Full Post »

Cada año, desde esta ventana, hago una reflexión y pido un deseo porque, desde hace siete navidades, en mi casa hay una silla vacía. Este año mi petición es: ¡No te bebas la Navidad! Utiliza el transporte público. En nuestra ciudad tenemos de todo: autobús, tren y metro,. Utilízalos si vas a beber. Y mi deseo, como siempre, es que esta no sea tu última Navidad, porque en la calle, en la carretera, tu vida y la de los demás están en tus manos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Esta carta ha sido publicada en la revista semanal “Sietedias” de Alcobendas. Lamento que no publiquen mi pie de firma tal como es desde hace siete años, y solo pongan Flor Zapata, porque ese pie de firma es el que da sentido a mi nueva vida: Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. Madre de una hija que ya no está con nosotros por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

 

Un lazo naranja para identificar a las víctimas de accidentes de tráfico

 

Esta es mi carta publicada en Sietedías, revista de Alcobendas, y escrita para la madre que perdió a su hijo en un paso de peatones. Pero la publicación sietedias se olvidó poner que escribo en “Madres sin hijos” y en ¡Quiero conducir Quiero Vivir! Así es que me parece que le será difícil ponerese en contacto conmigo:

11.02.2011

Carta a una madre sin hijo

El 1 de febrero, cuando me disponía a participar en el programa ‘De vuelta a casa’, propiciado por el grupo Agente Tutor de la Policía Local, para concienciar a unos 800 alumnos de los institutos sobre los peligros de los accidentes de tráfico, tuve conocimiento del fatal atropello de un niñito de tan solo dos años y medio en un paso de cebra.
Aún no había superado el impacto de la muerte de la hija de Eva Cobo y Toni Cantó por un conductor con alcohol, semejante a la muerte de mi hija, cuando me encontraba con esta nueva tragedia.
Los que hemos pasado ya por una cosa así sabemos lo que les espera a estos padres, y nos aflige, revoluciona y solidariza.
Mientras me dirigía a esos jóvenes tratando de concienciarles sobre lo importante de una conducción responsable, pensaba en esta nueva madre que ha perdido un hijo y me preguntaba cómo ayudarla.
No estas sola, y aunque el duelo compartido no aminora el dolor, se hace más llevadero. En esta nuestra ciudad, somos más madres en tu misma circunstancia. Cuenta con mi apoyo y afecto y seguro que el de otras madres.

Flor Zapata

También omitieron mi firma: Flor Zapata, madre de Helena.

Read Full Post »

 

 

 

 

 

 

 

(Las calas de Helena)

Querida Eva Cobo:

Siento darte la bienvenida al grupo de madres que hemos perdido a nuestros hijos en la carretera.  Siento en mis carnes el dolor por el que vas a pasar. Sin conocerte, me siento unida a ti y a tu dolor. Un dolor que quema las entrañas, esas que un día acogieron al hijo que ahora ya no tenemos. Yo misma perdí a mi única hija, también, por un conductor con alcohol. Y llevo seis años escribiendo sobre ello, para concienciar, para tratar de que no les pase a otras madres pero, a veces, como en este momento, me faltan las fuerzas y me frustro cuando veo que siguen pasando estas cosas.

Muchas de nosotras, ahora, somos madres sin hijos, y aunque suena duro y no te consolará, tienes suerte de tener más hijos. Por eso te quiero lanzar este mensaje: no te hundas. Saca fuerzas de tu dolor y ayúdanos a acabar con esta lacra. Necesitamos todas las manos y todas las voces para seguir luchando porque otras madres no pierdan a sus hijos. Quizás tú, al ser una cara conocida, tengas más poder de persuasión. Quizás el señor Xavier Trias, ahora que le toca más de cerca, se implique más en esta lucha.

Porque todos podemos ser víctimas y todos deberíamos estar implicados.

Te acompañamos en tu dolor, porque sabemos lo que se siente y por lo que vas a pasar.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, miembro de la asociación “Vida en la carretera”, asociación de afectados por la violencia vial. Autora del blog “Madres sin hijos” y “¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!”

Read Full Post »

(Carta al director publicada en el Diario de Navarra, hoy 29 de enero de 2011)

No es la primera vez que utilizo este título para hablar de alguien que tiene un accidente y su cuerpo es encontrado días después y de forma casual. En mi blog doy cuenta de varios casos, como fue el de Edurne, en Agosto de 2007, en el Km 89 de la N-232. Pero en este nuevo caso, el cuerpo se ha descubierto tras  medio año.

Sí, me refiero a María Ángeles Germán cuyo coche y cuerpo han aparecido en una acequia a un kilometro y medio de Urbiola y todo apunta a que fue un accidente de tráfico. Y yo me pregunto cómo pueden suceder estas cosas. ¿Cómo tienen que pasar medio año para descubrirse un coche caído en una poza? ¿Qué pasa con el mantenimiento de las carreteras?

¿Cómo no estaba más protegida esta zona para que ningún coche pudiera caer? Si las características de la poza son de tal tamaño como para tragarse un coche, debería haber tenido algo más que  un simple quitamiedo.

María Ángeles no ha sido contabilizada como una de las 1.730 víctimas de la carretera de este año 2010, y, de momento, tampoco lo será como muerta en un punto negro, aunque creo que es una zona dónde ha habido otros accidentes, pero vaya pozo más negro y vaya muerte más negra y sola que tuvo la pobre. Mi solidaridad para con su familia.

¡Cuántas muertes se evitarían si las carreteras estuvieran en mejor estado!

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol

Read Full Post »

Una vida muy corta

La muerte del piloto de Moto2, Tomizawa, me impactó y me hizo reflexionar sobre lo deprisa, deprisa, que va esta sociedad.

Ha sido publicada en elPeriodico.com, diariovasco, diariodenavarra y en El País de hoy:

Una vida muy corta (original 6.09.2010)

En el mismo informativo de una cadena de televisión, hoy podía ver la noticia y las imágenes de la muerte del piloto de Moto 2, Shoya Tomizawa, de tan solo 19 años , y un poco antes, un reportaje sobre jóvenes conductores de cars, futuros pilotos de la formula uno y que con pocos años emulaban a los llamados grandes. Incluso algunos padres de estas jóvenes promesas se mostraban encantados con las proezas de sus hijos.

Supongo, por el contrario, que a pesar de ser conscientes de los peligros de las carreras de motos, los padres de Tomizawa, que corría en moto desde la edad de tres años, no estarían hoy tan contentos. Tampoco los padres de los dos jóvenes de  Montellano (Sevilla), que ayer también perdían la vida, chocando entre sí, con sus motos.

Y cada día, nuestros jóvenes son saturados con imágenes de éxitos de pilotos de carreras de coche y moto. Pilotos muy jóvenes, cada vez más. Y los receptores de estas imágenes, algunos, serán conscientes de que estas carreras sólo se pueden llevar a cabo en circuitos específicos, pero otros simularan, imitarán, probarán suerte en alguna de nuestras carreteras.

Me llama la atención que, así como surgen grupos que piden la prohibición de las corridas de toros, no existen grupos que pidan la prohibición de estas carreras que ponen en peligro la vida de los pilotos, y fomentan el gusto por la velocidad entre los jóvenes.

Así es la vida: incomprensible. Y corta, muy corta, para muchos de nuestros jóvenes.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. Miembro de la asociación de víctimas de violencia vial “Vida en la carretera”.

Read Full Post »

Llorar por los amigos

El mismo día que escribí sobre los jóvenes de Eibar, envié una de mis “cartas al director” (uno de mis amigos dice que los directores de los periódicos deben temer recibir mis cartas, por la frecuencia, jajá).

Ayer fue publicada esta carta en El Diario Vasco, en su versión de papel. Hoy la he encontrado en la versión digital de diariovasco.com.

Artículos de opinión

LLorar por los amigos

13.04.10 – 02:49 –
Llevo cinco años reviviendo mi dolor en cada uno de los accidentes de carretera de los que tengo noticia, especialmente cuando afecta a los jóvenes. Ese mismo tiempo es el que he utilizado, y continúo, en pedir a los jóvenes que no dejen su vida, que apenas han comenzado a vivir, en el asfalto. Pero cada día se produce una nueva muerte, a veces, como hace unos días en Eibar, cuatro a la vez. Mientras, los jóvenes se reúnen para enterrar a sus amigos, para llorarles, para ver cómo los padres que quedan se pierden en un mundo de dolor y, a la vez, se pierden tantos sueños, esperanzas y futuro. Pero para muchos de los jóvenes estos momentos duran un instante, el momento del entierro; unos días después se olvidan de lo que causó tanto dolor. No lloréis a los amigos. No os quedéis sólo en eso. Haced lo posible para que no se pierdan más. Os necesitamos para que este mundo no se pare. No dejéis vuestras vidas en el asfalto. Vuestro dolor es también el mío.
 
Cada vez que publican una de mis cartas lo agradezco enormemente. Es una forma de encontrar eco a mi lucha.
Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Este post es una carta al director, enviada a “La opinión de Zamora” , por una noticia vista en su edición digital, pero por algún motivo no ha sido publicada.

La noticia decía así: “expedientan a un guardía civil zamorano por denunciar deficiencias en la red de carreteras”

Esta es mi reflexión:

 Sancionado por tratar de salvar vidas

 Soy la madre de una víctima de un accidente de tráfico, accidentes que en su gran mayoría no son tales y sí debido al mal estado de las carreteras, los puntos negros, la velocidad o el alcohol.

He leído con estupor, que el agente Juan Carlos Toribio Ramos ha sido sancionado, una vez más, por denunciar el mal estado de una carretera, y yo, una simple madre, que no conozco bien los protocolos o los etapas ha seguir en un caso así, pero que sé mucho del dolor por una pérdida, no entiendo dónde reside la maldad de la acción de este agente.

 La actuación de la guardia civil de tráfico en el momento del mal llamado accidentes de mi hija, así como la declaración en el proceso, fue de vital importancia para sentenciar al culpable de su muerte, y desde las asociaciones de víctimas y grupos de familiares que hemos perdido a nuestros seres queridos en las carreteras, siempre hemos pedido la colaboración de policías y guardias de tráfico para que realicen su trabajo de la forma más profesional y para que, entre todos, podamos hacer que las muertes sigan diminuyendo y así poder apartar de nuestras carreteras a indeseables que ponen en peligro la vida de los demás.

Tratar de que las carreteras no ofrezcan peligro es también una gran forma de evitar muertes.

 En muchos casos en los que un policía o un guardia civil, incluso fuera de servicio, realiza una acción que conlleva a la detención de alguien que está infringiendo la ley o poniendo en peligro vidas, después es condecorado por tal hecho. No entiendo cómo el hacer algo para salvar vidas, dentro o fuera de servicio, en el caso de Toribio a lo que conlleva es a una sanción.

Cada día en mi blog tengo que lidiar con comentarios de personas que están en contra del gobierno, autoridades, DGT, etc., definiendo las acciones que realizan sólo como recaudatorias y no disuasorias. Con acciones como esta sanción pareciera que les están dando la razón.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por el alcohol que otro tomó.

Hoy 14 de enero, esta carta ha sido publicada:

http://www.laopiniondezamora.es/secciones/cartaLector.jsp?pNumEjemplar=2010011400&pIdCarta=3871

Read Full Post »

Older Posts »