Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Alcohol’ Category

Para leer este post,  pulsa aquí

Este blog se ha mudado a : http://blog.quieroconducirquierovivir.com/

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Nos hemos mudado. Esta entrada la puedes leer pulsando aquí:

Conducir con alcohol: hábito inmisericorde

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

El blog ha cambiado. Pulsa para leer el post:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2361

Read Full Post »

Este blog se ha mudado. Para leer el post, pulsa:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2340

 

Read Full Post »

Recuerda, este blog se ha mudado. Para leer el post, clica aquí:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2310

Read Full Post »

Recuerda, nos hemos mudado. Para leer el post, clica aquí:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2306

Read Full Post »

Recuerda que nos hemos mudado, para leer el post clica aquí:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2294

Read Full Post »

Nadia

 

Son muchos los que no han llegado a los Reyes, y muchos los que no llegarán a disfrutar de esos regalos de reyes, y muchos padres que ya no celebran los reyes, especialmente aquellos que han perdido a sus hijos en ese día.

Nadia, la hija de Inés también perdió la vida hace un año. Su último y más maravilloso regalo de Reyes fue hace cinco años: un coche envuelto con grandes lazos. Qué felicidad.

Inés me escribió hace unos días una preciosa carta. Espero que no le moleste que traiga hasta aqui parte de esa carta para que comprobéis que todas pasamos por lo mismo, que todas nos sentimos igual, que no estamos locas.

Esa carta dice así:

…Un dieciséis de septiembre del 85 nació mi segunda hija NADIA mi princesa pequeña, mi segundo tesoro…a partir de ahí me sentía realizada como mujer y como madre, la vida siempre me trato bien …me gustaba mucho la canción (gracias a la vida que me ha dado tanto)…en una carta que le escribí  a mi niña copie unas frases de esa canción, ahora no puedo escucharla…fueron pasando los años, y  se hicieron mayores, mi niñas eran mi orgullo, eran niñas buenas, responsables,  estudiosas, trabajadoras, éramos  una familia pequeña pero grande a la vez, teníamos poco, pero lo teníamos todo….teníamos una  vida trazada de ilusiones y proyectos…llevábamos unos años queriendo comprar una casa en la playa con jardín y huerto,(me gustan  mucho las plantas) pero hay, quedo todo…todo termino esa maldita madrugada del siete de enero a las 12:38 cuando mi niña y su pareja venían de Barcelona de ver el musical (hoy no me puedo levantar) no se pararon ni a cenar, fuera porque tenían que trabajar al día siguiente, los dos trabajaban  en las grandes superficies  (empezaban las rebajas)mi niña conducía, su pareja tubo mas suerte…ella no pudo hacer nada, con un coche que le vino, en dirección contraria, en una rotonda una “señora” borracha se metió en el carril contrario, esa”señora”que tendría que estar con sus hijos jugando con lo juguetes de reyes…  yo ¿me pregunto que hacia borracha en una carretera haciendo perder la vida a personas inocentes que no tenían porque, dejar todas  sus ilusiones y todos sus proyectos en una carretera, y quitarle la vida, a mi niña y la nuestra…porque nuestra vida ya no es vida…ahora ella esta en su casa con su familia y yo, y mi familia  que?…de la vida, de la ausencia, de la tristeza, de las lagrimas, de la rabia, del odio, de los miedos, de  la impotencia, de las ganas del querer, salir corriendo, y no saber a donde, no os voy a contar nada que vosotros no  sepáis ya, pues, como bien dice Flor vosotros ya fuisteis antes que yo, pero cada uno, con su dolor…y como se suele decir (cada vida es un mundo) mi vida no existe y mi mundo es el que yo me he inventado…  las cuatro paredes de mi piso con mis recuerdos y con mi niña…llevo mas de once meses que solo salgo al medico visitas de abogado y nada mas (lo que veo en la calle no me gusta) estoy enfadada con el mundo, con Dios, con la gente,(no me entienden)por motivos de trabajo de mi marido, estoy  la mayoría de las horas del día sola, y lo que es peor , son las noches…cuando viene al día siguiente, tiene que dormir para ponerse de nuevo toda lo noche en la carretera con un volante en las manos (no puedo llorar y desahogar todo este dolor con el) no quiero que lo pase peor, el también esta mal pero se hace el fuerte para que yo no sufra mas… con mi hija me pasa igual, cuando viene me hago la fuerte  para que no me vea llorar…la familia, y amigas, piensan que ya ha pasado  tiempo y tengo que mejorar… pero yo no puedo estar bien, además ya no soy la Inés que ellos conocían…la vida me cambio.

… Con mi hija se me fue la vida…(cuantas coincidencias me ha dejado la vida ) me gustaría hacerle caso a Flor referente a la navidad… pero no puedo…dicen que de (esto) se aprende , creces por dentro, sales mas humano…(que alguien me lo esplique y me  diga como ) porque, lo único que yo siento son sentimientos  de rencor, odio, envidia, rabia, sentimientos que yo antes no tenia, y eso es lo único que he aprendido y encima sin querer…yo era una persona buena… ahora ni yo misma me conozco…me miro al espejo y no soy  yo… no se si esto es normal, a veces pienso  que me estoy volviendo loca.

…Todavía nos quedan días muy malos…son tantos recuerdos… y tantos pensamientos…que hay veces que se me retuercen  hay dentro… y no se pueden soportar…

Los buenos duelen…pero y lo malos?…te maldices… y te sigues maldiciendo…

Querida Inés, maldecirte, nunca. Maldice a esa mujer, la causante de tu tragedia. Y piensa que todo lo que sientes es normal. Espero que muchas madres te respondan diciendo lo que han sentido ellas, ya verás como todas hemos pasado por lo mismo.

Un abrazo muy fuerte en un día tan especial.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Cada año, desde esta ventana, hago una reflexión y pido un deseo porque, desde hace siete navidades, en mi casa hay una silla vacía. Este año mi petición es: ¡No te bebas la Navidad! Utiliza el transporte público. En nuestra ciudad tenemos de todo: autobús, tren y metro,. Utilízalos si vas a beber. Y mi deseo, como siempre, es que esta no sea tu última Navidad, porque en la calle, en la carretera, tu vida y la de los demás están en tus manos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Esta carta ha sido publicada en la revista semanal «Sietedias» de Alcobendas. Lamento que no publiquen mi pie de firma tal como es desde hace siete años, y solo pongan Flor Zapata, porque ese pie de firma es el que da sentido a mi nueva vida: Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. Madre de una hija que ya no está con nosotros por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Ortega Cano, a la salida de los juzgados, tras prestar declaración como imputado de tres delitos: homicidio imprudente y dos delitos contra la seguridad vial, por conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol, ha dicho «Que sea lo que Dios quiera». Una frase muy acorde con el lenguaje taurino como esa otra que dice: maestro, que Dios reparta suerte.

Pero es que los mal llamados accidentes de tráfico no son cosa de Dios, ni se justifican por la acción del mismo. Y, aunque es como una lotería, no se puede uno encomendar a Dios, para no tener un accidente, porque los accidentes, la mayoría, son previsibles.

Como es natural, y en el estado de derecho en el que nos encontramos, y según dijo una vez, muy segura ella, María José Campanario: yo no tengo que demostrar que soy inocente, que se supone, como cualquier español, la justicia es la que tiene que demostrar que soy culpable. Pues eso mismo es lo que ha hecho Ortega Cano: Yo no he bebido, yo no he corrido… pero no recuerdo nada.

Los abogados de Ortega Cano impugnarán la prueba de alcohol. Están en su derecho, por desgracia. Porque, tristemente, la ley no tiene previsto que cuando el implicado no puede realizar la prueba de soplado y no puede dar su consentimiento para una prueba de sangre, no se le puede extraer la misma. Pero  le va a ser difícil ir en contra del informe de la Guardia Civil, que dice que iba a más velocidad de la permitida.

Yo espero, y deseo, que esos testigos que hasta ahora han dicho que le vieron beber, no se echen para atrás. Que declaren la verdad. Únicamente la verdad. Que piensen que es fundamental su declaración como testigos.

Al causante de la muerte de mi hija le realizaron la prueba dos veces, con resultado muy positivo, pero la declaración de la persona que iba con él en el coche fue fundamental para saber qué fue lo que pasó. El acusado, no reconocía ni su firma en el atestado, cuestionaba el aparato medidor de alcohol, y además decía que venía otro coche, que le dieron por detras, etc. Todo mentiras.

Entiendo que para este testigo fue duro y difícil declarar porque iba con él en el coche, porque eran compañeros, porque pienso que viniendo del mundo militar, probablemente, pudo estar presionada, porque lo pasó muy mal, con muchos nervios o tal vez miedo, pero cumplió con su obligación: decir la verdad.

Y será fundamental que se demuestre que llevaba alcohol porque ya han salido a relucir, enfermedad, medicamentos, vahído, arritmias que, por supuesto, pueden producir un fatal accidente, pero eso también es previsible y evitable, no tomando alcohol o llevando un conductor, que en este caso se lo puede permitir.

Sí hubiera habido en ese momento un infarto, supongo que los médicos lo habría detectado. Sí se demostrara que fue un tema de enfermedad, tendría mi comprensión, pero mientras no se demuestre, para mí es un tema de irresponsabilidad total. Un delito. Y no será lo que Dios quiera. Esperemos que sea un acto de justicia.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Older Posts »