Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Drogas’ Category

El blog ha cambiado. Pulsa para leer el post:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2361

Anuncios

Read Full Post »

Anoche estaba especialmente triste. Me pasa siempre cuando son las fiestas de San Sebastián de los Reyes.

Ayer, Dani Martín actuaba en su casa, así lo admitía con el vídeo que iniciaba su actuación
emulando a E.T. y “mi casa”. Pero esto no lo sé porque estuviera allí, que no estaba, aunque sí me invitó una vez a uno de sus conciertos pero fui tan desagradecida que no asistí. Lo sé gracias a los vídeos que han subido su fans a Youtube.

Pero, ayer, tenía doble tristeza. Al hecho de que DaniMartín cantaba en San Sebastián de los Reyes, y Helena no podía verlo, se unía que conocía la noticia del informe de la policía sobre el accidente provocado por Ortega Cano, en su día también vecino de San Sebastián de los Reyes o de Alcobendas,  posteriormente.

Dos vecinos, completamente distintos.

Las anotaciones de Helena cuando actuaba El Canto del Loco

(Las anotaciones de Helena cuando actuiaba El Canto del Loco)

Dani Martin me recordaba la parte más lúdica y festiva deHelena, llena de alegría y gusto por las fiestas de Sanse, y Ortega Cano me recordaba que mi hija ya no podrá asistir a ninguna fiesta, a ningún concierto
de ningún cantante, porque alguien decidió beber y conducir.

Cuando terminaban las fiestas, según Helena.

Ortega Cano juró por sus hijos, que no había bebido. El que mató a mi hija se inventó un choque en cadena que no existió. Incluso trató de hacer pasar a su copiloto por conductora para salvarse de la quema pero resultó que la persona que le acompañaba no tenía carnet de conducir. Entonces, cuando
se dio cuenta de que no tenía salida, dijo: “me acabo de partir la vida”. Pero a quien realmente había partido la vida fue a mi hija. Y a nosotros.

Ortega Cano tendría que ser valiente y admitir lo que hizo. Esa sería la mejor postura. La más torera. La más honrada.

Porque lo que está claro es que los únicos que no bebieron fueron mi hija, hace seis años, y Carlos Parra, que casualidad,  el día que mi hija habría cumplido 27 años, según lo indican ambas autopsias.

Ellos murieron por el alcohol que otro tomó.

Solo queda mi lamento

Y decir: te quiero de verdad,

solo queda que aún te siento

y que siempre te voy a recordar.

Muero si no estás, y ya no estás…

Te pierdo y te me vas

Te fuiste ya.

Porque ya no te tengo

eras mi vida y ya no estás,

y sé que ya no estás.

que me castigue el cielo por si algo hice mal

y sé que ya no estás

te llevo tan tan dentro que ni el tiempo barrera

y no se va a curar

y es que ya no te tengo y perdón por si no te supe amar.

Hoy me quedan tus momentos,

eres la cara más bonita que habrá…

Tenerte cerca ha sido el premio

el más grande que he llegado a alcanzar.

Me muero si no estás

y ya no estás

te pierdo y te me vas

te fuiste ya.

Porque ya no te tengo

eras mi vida y ya no estás

y sé que ya no estás

que me castigue el cielo por si algo hice mal

y sé que ya no estás…

te llevo tan, tan dentro que ni el tiempo barrera

y no se va a curar

es que ya no no tengo y perdón por si no te supe amar.

Siempre pienso aunque estés lejos

y te juro que te puedo notar

Cerca quedaran tus gestos

y tu carita de princesa, mi hermana.

Me muero si no estás,

y ya no estás…

te pierdo y te me vas

te fuiste ya.

Porque ya no te tengo eras mi vida y ya no estás

y sé que ya no estás

que me castigue el cielo por si algo hice mal

y sé que ya no estás

te llevo tan tan dentro que ni el tiempo barrera

y no se va a curar

y es que ya no te tengo y perdón por si no te supe amar.

Este es el lamento de Dani Martín, por su hermana. Jamás pensé que después del  envío
de mi carta
y su llamada a casa, el mismo conocería el dolor de la pérdida. ¡Cómo siento el dolor de su madre! Esa madre que me ayudo para que mi carta llegara hasta sus manos.

También es mi lamento.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por la acción de un conductor borracho.

Read Full Post »

Antes se llamaban fiestas ilegales, ahora se llaman “raves”, y con la muerte de dos jóvenes y otro muy  grave, el pasado fin de semana, ha salido a la luz algo más que hacen nuestros jóvenes para divertirse, quitándose la vida.

Todos los medios de comunicación se hacen eco de estas dos nuevas muertes por consumo de drogas (alcohol, drogas,estramonio, etc.), en una fiesta de esas. Pero no he encontrado la noticia de la muerte de otros dos jóvenes, hace tres o cuatro años, cuando salían igualmente de una de estas fiestas celebrada en la misma finca, “La Aldehuela”, en Perales del Rio, o más conocido como “El monasterio de Getafe”, en un accidente de tráfico en la entrada de la M-30.

foto de Juan Diego Quesada. El País.

Porque estas “raves”, como se les llama ahora y que no son otra cosa que fiestas fueras de una discoteca, en edificios abandonados,  con música practicada por un dj desconocido, y donde se consume alcohol,  cocaína, éxtasis, etc., son lugares inmundos, alejados de poblaciones, a donde se llega andando a través del campo y en otras en coche, más tarde,  después de estas concentraciones y del consumo de toda clase de guarrerías, se vuelve a salir en coche.

(Planta de Estramonio)

Si no mueren, poco a poco,  por lo que se toman por la boca, morirán volando en un coche o lo que es peor, matarán a otros que no tienen ninguna culpa.

Pero cosas como éstas que acaban de suceder y cambiarán la vida a dos nuevas madres sin hijos, llevan ocurriendo 8 años, en este paraje, en este lugar, y no se hace nada.

¿Cómo se puede permitir que estas cosas sigan ocurriendo?

Los padres porque no se enteran; las autoridades porque no pueden hacer más que abortar algunas de estas fiestas cuando vigilan, o ir recogiendo los cadáveres una vez realizadas; los políticos porque no se ponen de acuerdo nada más que para el “y tú más”, y el resto de sociedad porque nos quejamos, criticamos, lloramos, pero no nos implicamos en cambiar a los jóvenes.

Foto Luis Sevillanol.s. El País.

No solo hay que buscar a la persona que preparó el líquido que durante la fiesta se  repartió, como están diciendo los medios de comunicación. Hay que buscar a los responsables de que este lugar albergue fiestas de este tipo, ésta y todas las que se celebran en otros lugares, incluso más cercanos a la ciudad. Y a los que criamos y educamos jóvenes que algo de culpa debemos tener.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por la acción de un conductor borracho.

Read Full Post »

No hay nada como ser famoso, para lo bueno y para lo malo.

Pienso en la cantidad de muertos en la carretera que se pusieron a
dos metros bajo tierra sin saberse qué había pasado, cómo había sido ese
accidente. Muchos en los que no se pudo probar quién fue el culpable o lo más
mínimo, no se hizo la prueba de alcohol, menos aún pensar en ninguna otra prueba
relacionada con otras drogas. Recuerdo a tantos que se consideraron culpables
porque fueron los que murieron y no nos pudieron contar cómo fue.

Hasta donde yo sabía, alguno de mis amigos policías que me
rectifique, en un accidente si el conductor no da su aprobación para hacer la
prueba de alcohol, o si no está en estado de soplar, el herido se lleva al
hospital, y si no hay un juez por medio que ordene un análisis de sangre, ese
presunto conductor con alcohol, se queda sin probar.

Si algún médico guarda un poco de sangre para hacer un análisis
posterior puede buscarse un gran problema.

Pero si el implicado en el accidente es un famoso, la cosa puede
cambiar, y de hecho esta mañana lo que leía era este titular: El
juez ordena guardar una muestra de sangre de Ortega Cano para futuros análisis

¿Por qué no se hace en todos los siniestros de tráfico? ¿Por qué
no se modifica el reglamento, el protocolo o como quiera que se llame, cuando
existe cualquier accidente para saber en qué estado iban los conductores? ¿Por
qué tiene que haber un juez al que se le ocurra y otro al que no? ¿Por qué
tiene que ser solo bajo mandato judicial?

Recuerdo ahora mismo el famoso siniestro de mis compañeros de
asociación en el que murieron cinco personas en Mérida, en el que al conductor
culpable no se le hizo ni tan siquiera la prueba de alcohol.

Y también recuerdo nuestro caso, en el que fue fundamental la actuación
de la guardia civil haciendo la prueba de alcoholemia y la suerte de que
existiera un testigo que iba sentado en el mismo coche del causante del
siniestro. Fue una suerte que casi nunca se da.

¿Es tan difícil hacer bien las cosas desde el principio? Téngase
nombre conocido o no. Que alguien me conteste.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un
conductor con alcohol.

Read Full Post »

Hoy, en las alertas de accidentes de tráfico que he recibido encontraba la noticia de “Siniestro mortal en la carretera de Alba (Pelabravo)”. Hasta aquí todo parecía un accidente más, aunque ya sabéis que yo no creo mucho en los accidentes, sino en los mal llamados accidentes, pues la mayoría son evitables.

Pero la noticia seguía con: Un hombre causa un altercado, se lanza a la carretera y origina un accidente mortal. El vehículo del joven de 31 años colisionó frontalmente contra otro turismo conducido por un hombre de 78 años que perdió la vida. 

 

¡Hay que joderse!

 

La noticia está llena de datos de una muerte anunciada y lo que no llego a comprender es cómo después de que este chico diese tantas señales de querer llamar la atención, de estar loco en ese momento, cómo no se le pudo detener para evitar esta otra muerte.

 

Enseguida he recordado la viñeta de hace unos días de El Roto en El País.

 

Enseguida he recordado la viñeta de hace unos días de El Roto en El País.

Recuerdo que en una ocasión, en nuestro anterior domicilio, en la urbanización de al lado había un joven con algún tipo de trastorno mental. De vez cuando se oían voces impresionantes, y golpes de puertas o muebles. A veces, se le entendía algo así como “cualquier día me tiro, me tiro, oyes…” Una noche, algún vecino que llevaba años aguantando estos incidentes, se asomó a la terraza y grito: “Tírate de una vez ya”.

Las enfermedades mentales son duramente sufridas por los familiares de los que la padecen, la sanidad en este sentido cada día está peor, y muchos de los accidentes de tráficos son producidos por personas en este estado o por el consumo de medicación o drogas que afecta a la conducción. Pero, lamentablemente, son muchos los inocentes que pagan con sus vidas, el poco aprecio que otros tienen por la propia.

Cada día me parece más sabio El Roto.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por el alcohol que otro tomó.

Read Full Post »

Revisando hoy las alertas de accidentes de tráfico de Google me paraba en una de las noticias que recopila: “Un conductor detenido por causar un accidente mortal”.

Podría decir que me he parado en ella porque era la primera de la relación, pero no ha sido así. No sé cuál ha sido el motivo pero la sorpresa ha sido cuando he abierto el enlace que me ha llevado a La vanguardia.es y me he encontrado  que el accidente, ocurrido en Riells (Girona), era producido por un conductor sin carnet y que ha dado positivo en drogas. ¿Esto es un accidente?

Enseguida me ha venido a la memoria el recuerdo del que mató a mi hija. Creo que nada más ocurrir el accidente (accidente para él, para mi hija muerte), pensó que “se acababa de partir la vida”.

Él quitó la vida a mi hija y a quien  realmente nos partió fue a nosotros.

Probablemente  este otro conductor  ha pensado igual, pero a quien se la ha roto ha sido a su acompañante que es el que la ha perdido. Claro que, ¿qué hacía esta persona con un conductor sin carnet y drogado? ¿Lo sabría? ¿Irían en el mismo estado?

No quiero echar más sal y vinagre en la herida, porque ambos tendrán madre, y, a veces, las madres no son totalmente culpables de lo que hacen los hijos, aunque yo siempre hablo de “la mano que mece la cuna”.

Hoy, aquí, me cuesta poner mi famosa frase.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por la acción de un conductor con alcohol.

Acabo de descubrir algo más sobre estos jóvenes. En la noticia de El País, aparecen más datos: sus iniciales, el detalle de que este joven no tenía aún carnet pero ya tenía coche, se lo habían regalado…

No es la primera vez que conozco algo parecido. ¿Qué les pasa a los padres? ¿Qué estamos haciendo?.

Read Full Post »