Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sentencias’ Category

Este blog se ha mudado. Para leer el post, pulsa:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2340

 

Read Full Post »

Este blog se ha mudado. Para leer el post, pulsa aquí:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2334

Read Full Post »

Ortega Cano, a la salida de los juzgados, tras prestar declaración como imputado de tres delitos: homicidio imprudente y dos delitos contra la seguridad vial, por conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol, ha dicho “Que sea lo que Dios quiera”. Una frase muy acorde con el lenguaje taurino como esa otra que dice: maestro, que Dios reparta suerte.

Pero es que los mal llamados accidentes de tráfico no son cosa de Dios, ni se justifican por la acción del mismo. Y, aunque es como una lotería, no se puede uno encomendar a Dios, para no tener un accidente, porque los accidentes, la mayoría, son previsibles.

Como es natural, y en el estado de derecho en el que nos encontramos, y según dijo una vez, muy segura ella, María José Campanario: yo no tengo que demostrar que soy inocente, que se supone, como cualquier español, la justicia es la que tiene que demostrar que soy culpable. Pues eso mismo es lo que ha hecho Ortega Cano: Yo no he bebido, yo no he corrido… pero no recuerdo nada.

Los abogados de Ortega Cano impugnarán la prueba de alcohol. Están en su derecho, por desgracia. Porque, tristemente, la ley no tiene previsto que cuando el implicado no puede realizar la prueba de soplado y no puede dar su consentimiento para una prueba de sangre, no se le puede extraer la misma. Pero  le va a ser difícil ir en contra del informe de la Guardia Civil, que dice que iba a más velocidad de la permitida.

Yo espero, y deseo, que esos testigos que hasta ahora han dicho que le vieron beber, no se echen para atrás. Que declaren la verdad. Únicamente la verdad. Que piensen que es fundamental su declaración como testigos.

Al causante de la muerte de mi hija le realizaron la prueba dos veces, con resultado muy positivo, pero la declaración de la persona que iba con él en el coche fue fundamental para saber qué fue lo que pasó. El acusado, no reconocía ni su firma en el atestado, cuestionaba el aparato medidor de alcohol, y además decía que venía otro coche, que le dieron por detras, etc. Todo mentiras.

Entiendo que para este testigo fue duro y difícil declarar porque iba con él en el coche, porque eran compañeros, porque pienso que viniendo del mundo militar, probablemente, pudo estar presionada, porque lo pasó muy mal, con muchos nervios o tal vez miedo, pero cumplió con su obligación: decir la verdad.

Y será fundamental que se demuestre que llevaba alcohol porque ya han salido a relucir, enfermedad, medicamentos, vahído, arritmias que, por supuesto, pueden producir un fatal accidente, pero eso también es previsible y evitable, no tomando alcohol o llevando un conductor, que en este caso se lo puede permitir.

Sí hubiera habido en ese momento un infarto, supongo que los médicos lo habría detectado. Sí se demostrara que fue un tema de enfermedad, tendría mi comprensión, pero mientras no se demuestre, para mí es un tema de irresponsabilidad total. Un delito. Y no será lo que Dios quiera. Esperemos que sea un acto de justicia.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Read Full Post »

No es la primera ocasión que víctimas de accidentes de tráfico sufren, además de la pérdida de su ser querido, el paso por un juicio de faltas que aumenta su dolor e indignación.

Recuerdo el que tuvo que sufrir la madre de Álvaro, un niño de 13 años que murió arrollado en un acto deportivo por un coche que no estaba en las condiciones idóneas para participar en dicho evento.

Esta madre, llena de dolor, llamó asesino al presunto culpable de la muerte de su hijo. Fue denunciada y llevada ante el juez.

Eso fue muy rápido, pero la resolución del caso de su hijo aún está pendiente de resolver después de muchos años.

El pasado día 8 de marzo se emitió la sentencia de otro juicio de Faltas (nº317/2010) del Juzgado de Instancia nº 4 de Orihuela, sobre otro padre de una víctima que murió como consecuencia de las heridas recibidas por un atropello.

Este padre, que pide justicia para su hija, fue denunciado por alteración de orden público, pero la sentencia dice que: “debo absolver y absuelvo a Antonio Ángel Pertusa Rebollo de las faltas que se le imputaban, con toda clase de pronunciamientos favorables, declarándose de oficio las costas procesales causadas”

Este padre fue acusado de alterar el orden público en el transcurso de la procesión del sagrado Corazón de Jesús de 5 de junio y en El Corpus Christi de 14 de Junio de 2009  y de proferir insultos contra los denunciantes, pero estos hechos no han quedado probados.

Pero lo que más destacaría de esta sentencia es lo que dice la magistrada y que aparece en los fundamentos de derecho y que está relacionado con la actuación de este padre, la utilización de pancartas,  expresiones insultantes, no probadas,  y la presunción de inocencia. Dice así: …”se enmarcarían o serían fruto de un cuadro de situación familiar rota por un lamentable y dramático suceso que muestra su disconformidad más o menos exaltada pero no punible penalmente…”

¡Y cómo van a callar a unos padres que pierden lo más querido en un hecho de lo más injusto!

En este caso, a pesar del trance, este padre ha salido absuelto y fortalecido pero no ocurre así en todos los casos.

Pero no solo existen juicios de faltas a padres de víctimas, hasta hace muy poco la gran mayoría de siniestros por tráfico eran considerados y tramitados como juicio de faltas y conozco una madre que perdió a su hijo más que en un accidente de tráfico, en un acto producido con un coche, y que muy probablemente será visto en un juicio de faltas, cuando el resultado de dicho acto ha sido acabar con la vida de su hijo.

Porque un coche no se ve como un arma de matar y porque las víctimas de siniestros de tráfico siguen sin verse como verdaderas víctimas.

Padre de Julia, supongo que esta victoria sigue siendo amarga por el origen. Es una fase más de las que, por desgracia, muchos padres tienen que pasar para llegar a esclarecer unos hechos que en la mayoría de los casos se consideran fortuitos, porque una vida cortada en el asfalto, para muchos, sigue siendo un hecho de fatalidad.

Mucho ánimo.

Flor Zapata Ruiz,  madre de Helena, que murió por la acción de un conductor con alcohol.

(Los datos para hacer este post han sido facilitados por los padres de Julia)

Read Full Post »

 

Un lazo naranja para identificar a las víctimas de accidentes de tráfico

 

Otro día hablaré sobre las sentencias de los delitos de Seguridad Vial, de plena actualidad, pero hoy quiero traer hasta aquí los indultos que se piden por los delitos cometidos contra la seguridad vial, y que causan a las víctimas mayor dolor.

Accidente.- lo que puede aparecer y desaparecer sin destrucción del sujeto. Definición según diccionario de la Legua.

Víctima.- Persona que sufre por culpa ajena o por causa fortuita. Definición según diccionario de la Lengua

Víctimas viales.- Víctimas como consecuencia del progreso. Víctimas de accidentes. Víctimas invisible. 

Las víctimas de accidentes de tráfico siempre se ven modificadas y en muchos casos, desaparece el sujeto

Más de 1.300.000 personas, en todo el mundo, son víctimas viales y más de la mitad son peatones, motoristas y ciclistas.

No se sigue viendo a las víctimas de delitos contra la Seguridad Vial como tales y así, alguien que ha matado a una persona con un arma no se le ocurriría pedir un indulto, en los delitos de tráfico sí lo hacen. Y no importa el número de víctimas que hayan causado, ni las circunstancias en las que fueron.

En 2004, en Mérida, fueron cinco personas las que fallecieron, cuatro de ellas de una misma familia. Pues el causante de tal desastre, pidió indulto. Por supuesto, no le fue concedido, pero eso no fue problema para que, una vez entrado en prisión, instituciones penitenciarias, estudiara el caso y después de cuatro meses, le pusieran en su casa con una pulserita de maltratador. Así, una sentencia de cuatro años de prisión (año por vida eliminada, que no es para tanto), se convirtió en un total de cuatro meses de prisión efectiva.

Pero llegamos al año 2010 y el tema es parecido.  En julio de 2010, el culpable del atropello de Petra Serradilla en julio de 2008, en un paso de peatones, con el agravante de conducir bajo los efectos del alcohol, sentenciado a “dos años, seis meses y un día de prisión”, habiendo conseguido que otros seis meses de prisión por el delito de omisión de socorro le fuera revocado por la Audiencia de Cáceres por el atenuante  de embriaguez, pide indulto, alegando esta vez que la pena privativa de libertad impuesta al sentenciado (A.J.M), pone en serio peligro esta “cotidianeidad de vida” en la que, como cualquiera de nosotros, se desarrolla como persona, viéndose con ello truncadas, sin duda, sus expectativas laborales…” Y que a los familiares de Petra ya les han resarcido económicamente.

(Petra Serradilla)

Por si alguien piensa que las víctimas nos enriquecemos con las indemnizaciones que recibimos por nuestros seres queridos, la vida de Petra vale 43.079,20 Euros, cantidad oficial según la Ley, la menor cantidad pagada en relación con otros países europeos, cantidad que, de momento,  paga la aseguradora no el culpable, y de la que los familiares destinan a pagar los servicios de abogados, procuradores, y peritos si los hubiera.

Pero volvemos al asunto: ¿Y la vida de Petra dónde ha ido a parar?

¡Ah, se me olvidaba, qué tontería, si ya está muerta! ¡Hace dos años!

Nos venden coches con confortabilidad, seguridad, rentabilidad, grandes prestaciones, velocidad de crucero, navegador, GPS, radio, de cero a cien en… pero no nos explican que también lleva incluido piloto automático al cementerio para el conductor, pasajeros o resto de especies, como daños colaterales, si el conductor no hace un buen uso de él.

Y después,  argumentamos en nuestra defensa, ha sido un despiste, es una buena persona, trabajador, sin antecedentes penales, tiene una familia que mantener, a todos nos puede pasar, su privación de libertad le transformará, se trata de rehabilitar y reinsertar… ¡Pero quién piensa en los muertos! ¿Y en los vivos muertos por ese dolor?

Querida Petra, hija, yo creo que esta petición de indulto no tiene futuro y espero que así lo contemplen las personas que tienen que decidir sobre ello, pero también te digo que no pongan tus esperanza  en que el cumplimiento de la condena de este culpable de la muerte de tu madre palie tu dolor, porque esos dos años, seis meses y un día, en el mejor de los casos, se convertirán en ocho o nueve meses de prisión efectiva y el resto segundo, tercer, grado, y a la calle. Si no le ponen, también, una pulserita.

Dicen que los jueces, una vez comprobado el mal cometido, y cuando los resultado son irrevocables y sin ninguna solución, optan por el menor mal al que sí queda vivo. Con esa premisa, poco nos queda por hacer a “los muertos en vida”. Por mucho que nos desgañitemos en pedir condenas más severas, más justas según las víctimas, los beneficiarios serán siempre los sentenciados, y nosotros, las víctimas.

Un fuerte abrazo, amiga. No dejes de luchar para que este indulto no sea concedido.

(Los datos para elaborar este post han sido facilitados por la hija de Petra Serradilla Núñez, muerta  el 12 de julio de 2008, en un paso de peatones por la acción de un conductor con alcohol, que no espero ni a que llegara la policía ni los sanitarios y la abandonó y dejó tirada en el mismo lugar)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de otro conductor con alcohol

Read Full Post »

 

 

 

 

 

 

(Pegatina Colectivo M-607)

 

-Artículo 385.2 del Código Penal, tipifica como delito la conducta consistente en originar un grave riesgo para la circulación “no restableciendo la seguridad de la vía cuando haya obligación de hacerlo”

 

Número de accidentes  desde el  punto kilométrico 28,00 al 30  de la M-607 según la agrupación de tráfico de la Guardia civil,  de los años 2007 a marzo de 2010:

2007 accidentes 31: Resultado 22 heridos leves y uno grave.

2008: accidentes 33 con resultado de 26 heridos leves y un muerto

2009; 61 accidentes con resultado de 38 heridos leves, 2 heridos graves y un muerto

2010 (Hasta marzo): 29 accidentes con resultado de 17 heridos leves y 2 heridos graves

Extracto de las conclusiones de la fiscalía sobre el estudio realizado  por los peritos en la M-607:

…el informe pericial pone de manifiesto las deficiencias de la vía analizada, las cuales vienen concretadas en defectos de trazado y diseño en su mayor parte… existencia de tramos rectos cuya longitud es insuficiente y no cumple la normativa, las clotoides tienen longitudes y parámetros insuficientes y no cumplen la normativa, igual ocurre con los peraltes de las tres curvas circulares y con la inclinación de la rasante… irregularidades en las que se ha incurrido en el momento del diseño de la carretera…

 

Omisiones que sí inciden en la seguridad de la vía y que sí tienen una relación directa con el mantenimiento y conservación de la calzada:

–          Inexistencia de una barrera de seguridad metálica en el lado izquierdo de la calzada entre los puntos k. 28+490 al 28+850.

–          Defectos en la capa de rodadura.

–          Inexistencia de una señal con límite de velocidad de 85 km/h.

  

–          Sanidad y la DGT sacan una guía para aumentar la supervivencia en los accidentes de tráfico.

–          El gobierno fija reducir un cuarenta por ciento los accidentes de tráfico      

Esta sucesión de noticias, datos, proposiciones, casi coincidentes en el tiempo, se dan de tortas unas con otras.

De nada sirve que una madre diga que quiere mucho a su hijo si todos los días deja que el niño se caiga  en el mismo escalón de su casa.

De nada sirve que las autoridades sanitarias estén dispuestas, alertas, preparadas y equipadas para que esta madre lleve, todos los días, a su hijo, después de una caída, para que le curen. Es probable que en una de esas caídas, al final, el niño muera o se quede con grandes secuelas.

La justicia en un caso así, terminaría por retirar la custodia de ese niño a su madre, por falta de cuidado y responsabilidad y en ningún momento se conformaría con pensar que la culpa es del mal diseño de dicha casa al poner ahí ese escalón.

 En el caso de la M-607, ya sabíamos que estaba mal diseñada. Después de un año, la fiscalía ha considerado que no existe delito, por parte de la comunidad de Madrid,  en la conservación de la M-607 aunque sí existen omisiones que inciden en la seguridad vial, e insta a que se solucionen con señalización, radares, etc.

En el objetivo de reducción de víctimas de accidentes tiene que contemplarse la mejora de nuestras carreteras, vías, puntos negros, tramos de acumulación de accidentes, guardarrailes asesinos, falta de mantenimiento, etc., porque no es sólo culpa del factor humano.

 Creo que Esther, la madre de Juan, que perdió su vida en esta maldita curva, y que en su caso no fue por exceso de velocidad y sí en un día de lluvia,  y que ha sido modificada, asfaltada, señalizada, limitada, después del revuelo que causó el vídeo que grabo en el mismo punto donde se mató su hijo, debe sentirse orgullosa de lo que consiguió, aunque la fiscalía no la haya apoyado en su lucha.

Una vez más, nuestros muertos se convierte en una mera estadística: el 78%, el 86%. Juan Calleja Rincón no es un número dentro de una estadística. Es el hijo de Esther Rincón.

El mismo día que Esther recibía la noticia de que aunque su hijo se había matado en un punto donde los siniestros que se producen cuando las condiciones  meteorológicas son de lluvia asciende al 78% y un 86% cuando la calzada está mojada,  y ese no es motivo para imputar un delito a la Comunidad de Madrid, recibía también la noticia de que había sido nominada para un premio por su lucha. ¡Qué contradicción! O no.

 Las madres que hemos perdido a nuestros hijos, te reconocemos y apoyamos. Y que alguien nos diga si hay que votar y dónde para que te den ese premio, porque si es así seremos muchas las que te votaremos, porque con tu lucha has conseguido que uno de los ochos puntos negro de la M-607 sea modificado y otros no dejen su vida en él. Pero aún quedan otros siete en esa misma carretera. Y una carretera mal diseñada y trazada.

(Último párrafo de Decreto de archivo de diligencias de investigación 55/2010)

–       “Ante la importancia que el objeto de las presentes Diligencias tiene para la totalidad de los usuarios de la vía M-607, y constatada la existencia de múltiples irregularidades en la conservación y explotación de dicha vía, acuerdo notificar este Decreto a la Consejería de Transporte de la CAM, remitiendo igualmente una copia del informe pericial aludido, para que, por los responsables de dicha Consejería, se valore la pertinencia de adoptar las medidas de la adecuación del trazado; señalización de la zona como tramo de concentración de accidentes (TCA); limitación de velocidad máxima autorizada. Así como, a la vista de la persistencia de los automovilistas en rebasar el límite de velocidad fijado en la actualidad, la posibilidad de adoptar medidas disuasorias como la colocación de “bandas sonoras” e incluso radares convenientemente señalizados. Todo ello redundaría en adecuar la velocidad de los vehículos a la realmente señalizada, garantizando una reducción de la siniestralidad del tramo”.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Hoy, 17 de enero de 2011, cuando se cumplen cinco años y nueves meses de la muerte de mi hija, por la acción de un conductor con alcohol, diferentes medios de comunicación se hacían eco de la noticia sobre la sentencia impuesta por el Tribunal Supremo a su persona, como consecuencia de los hechos producido el día 19 de enero  de 2010, cuando conducía, irresponsablemente, bajo los efectos del alcohol.

Ocho meses sin carnet y una multa de 2.400 Euros ha sido la sentencia. Supongo que no le costará mucho pagarla, y no conducir durante este tiempo, tampoco. Seguro que tendrá la posibilidad de que alguien le lleve y le traiga.

Alguna asociación de víctimas se ha cuestionado por qué no le han puesto como castigo los cursos de reeducación o los trabajos en favor de la sociedad, pero eso es algo que solo lo decide el juez y después de la última reforma del Código Penal  es  lo uno o lo otro (multa o trabajos para la sociedad).

Hay quien se cuestiona que habría sido más efectivo: una multa dentro de su estatus no hace el mismo daño que a alguien que no tiene medios económicos, pero yo entiendo que el Juez haya pensado que usted ya hace trabajos para la sociedad, es más, Ud. es un servidor público o debería serlo.

Señor Uriarte, ha tenido mucha suerte. Con todo. Con el accidente, con el delito, con la pena y sobre todo, con su vida, que podría haber perdido. O haber sido el causante de la muerte de otro. Pero ha cometido una gran cagada, porque cualquier otro podría haber tenido un descuido, un desliz, un intento de justificación, aunque al final para cualquiera sería también un delito, que no imprudencia como usted comenta,  pero usted que era además componente del grupo de Seguridad Vial del Congreso…

Parece ser que  ha asumido su culpa, que ha pedido no tener trato de favor, aunque al final le han tratado como lo que es, un diputado, y se ha librado de un juicio tras alcanzar un acuerdo entre su defensor y la Fiscalía, pero en ese acuerdo debería haber pedido que le hubieran impuesto otro tipo de pena. Por ejemplo, haber entrado en contacto con las víctimas.

Yo misma le habría invitado a pasar un día conmigo, en mi casa. Escribiendo para concienciar sobre los peligros de una conducción irresponsable. Inventando un lazo para identificarnos como víctimas, este año más de 1700. Rodeada de las fotos de mi hija, la única que tenía,  una joven de 20 años que perdió la vida exactamente en un accidente como el que usted provocó (colisión por alcance). Es cierto que el conductor que la mató llevaba más alcohol que usted pero el resultado podría haber sido el mismo.

Y seguro que muchas de las víctimas a las que les ha cambiado su vida y ahora se encuentran en el hospital de tetrapléjicos de Toledo, o en sus casas, en una silla de rueda, o necesitando que alguien les lleve a rehabilitación, al médico, a la compra, habrían estado encantados de invitarle y enseñarle como es el día a día.

Muchas víctimas que lloran cada día a sus muertos habrían estados encantados de ponerle al día sobre las consecuencias de los delitos de seguridad vial.

Todos los diecisiete son malos para mí. Y los dieciocho, porque ese día un verde manto de fina hierba cubrió el joven y hermoso cuerpo de mi hija. Hoy también lo ha sido.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Older Posts »