Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Conductores con alcohol’

Nos hemos mudado. Esta entrada la puedes leer pulsando aquí:

Conducir con alcohol: hábito inmisericorde

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Este blog se ha mudado. Para leer el post, pulsa:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2340

 

Read Full Post »

Recuerda, este blog se ha mudado. Para leer el post, clica aquí:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2310

Read Full Post »

Nadia

 

Son muchos los que no han llegado a los Reyes, y muchos los que no llegarán a disfrutar de esos regalos de reyes, y muchos padres que ya no celebran los reyes, especialmente aquellos que han perdido a sus hijos en ese día.

Nadia, la hija de Inés también perdió la vida hace un año. Su último y más maravilloso regalo de Reyes fue hace cinco años: un coche envuelto con grandes lazos. Qué felicidad.

Inés me escribió hace unos días una preciosa carta. Espero que no le moleste que traiga hasta aqui parte de esa carta para que comprobéis que todas pasamos por lo mismo, que todas nos sentimos igual, que no estamos locas.

Esa carta dice así:

…Un dieciséis de septiembre del 85 nació mi segunda hija NADIA mi princesa pequeña, mi segundo tesoro…a partir de ahí me sentía realizada como mujer y como madre, la vida siempre me trato bien …me gustaba mucho la canción (gracias a la vida que me ha dado tanto)…en una carta que le escribí  a mi niña copie unas frases de esa canción, ahora no puedo escucharla…fueron pasando los años, y  se hicieron mayores, mi niñas eran mi orgullo, eran niñas buenas, responsables,  estudiosas, trabajadoras, éramos  una familia pequeña pero grande a la vez, teníamos poco, pero lo teníamos todo….teníamos una  vida trazada de ilusiones y proyectos…llevábamos unos años queriendo comprar una casa en la playa con jardín y huerto,(me gustan  mucho las plantas) pero hay, quedo todo…todo termino esa maldita madrugada del siete de enero a las 12:38 cuando mi niña y su pareja venían de Barcelona de ver el musical (hoy no me puedo levantar) no se pararon ni a cenar, fuera porque tenían que trabajar al día siguiente, los dos trabajaban  en las grandes superficies  (empezaban las rebajas)mi niña conducía, su pareja tubo mas suerte…ella no pudo hacer nada, con un coche que le vino, en dirección contraria, en una rotonda una “señora” borracha se metió en el carril contrario, esa”señora”que tendría que estar con sus hijos jugando con lo juguetes de reyes…  yo ¿me pregunto que hacia borracha en una carretera haciendo perder la vida a personas inocentes que no tenían porque, dejar todas  sus ilusiones y todos sus proyectos en una carretera, y quitarle la vida, a mi niña y la nuestra…porque nuestra vida ya no es vida…ahora ella esta en su casa con su familia y yo, y mi familia  que?…de la vida, de la ausencia, de la tristeza, de las lagrimas, de la rabia, del odio, de los miedos, de  la impotencia, de las ganas del querer, salir corriendo, y no saber a donde, no os voy a contar nada que vosotros no  sepáis ya, pues, como bien dice Flor vosotros ya fuisteis antes que yo, pero cada uno, con su dolor…y como se suele decir (cada vida es un mundo) mi vida no existe y mi mundo es el que yo me he inventado…  las cuatro paredes de mi piso con mis recuerdos y con mi niña…llevo mas de once meses que solo salgo al medico visitas de abogado y nada mas (lo que veo en la calle no me gusta) estoy enfadada con el mundo, con Dios, con la gente,(no me entienden)por motivos de trabajo de mi marido, estoy  la mayoría de las horas del día sola, y lo que es peor , son las noches…cuando viene al día siguiente, tiene que dormir para ponerse de nuevo toda lo noche en la carretera con un volante en las manos (no puedo llorar y desahogar todo este dolor con el) no quiero que lo pase peor, el también esta mal pero se hace el fuerte para que yo no sufra mas… con mi hija me pasa igual, cuando viene me hago la fuerte  para que no me vea llorar…la familia, y amigas, piensan que ya ha pasado  tiempo y tengo que mejorar… pero yo no puedo estar bien, además ya no soy la Inés que ellos conocían…la vida me cambio.

… Con mi hija se me fue la vida…(cuantas coincidencias me ha dejado la vida ) me gustaría hacerle caso a Flor referente a la navidad… pero no puedo…dicen que de (esto) se aprende , creces por dentro, sales mas humano…(que alguien me lo esplique y me  diga como ) porque, lo único que yo siento son sentimientos  de rencor, odio, envidia, rabia, sentimientos que yo antes no tenia, y eso es lo único que he aprendido y encima sin querer…yo era una persona buena… ahora ni yo misma me conozco…me miro al espejo y no soy  yo… no se si esto es normal, a veces pienso  que me estoy volviendo loca.

…Todavía nos quedan días muy malos…son tantos recuerdos… y tantos pensamientos…que hay veces que se me retuercen  hay dentro… y no se pueden soportar…

Los buenos duelen…pero y lo malos?…te maldices… y te sigues maldiciendo…

Querida Inés, maldecirte, nunca. Maldice a esa mujer, la causante de tu tragedia. Y piensa que todo lo que sientes es normal. Espero que muchas madres te respondan diciendo lo que han sentido ellas, ya verás como todas hemos pasado por lo mismo.

Un abrazo muy fuerte en un día tan especial.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Querida hija:

Este es el séptimo final de año que pasamos sin ti y como desde hace seis años, siete navidades, voy a hacer un pequeño recuento del año que termina, para ti.

Como el año pasado, comenzaré por la crisis, esa de la que llevo hablándote tres años y que sigue instalada en nuestro país y en otros países europeos como Grecia, Irlanda, Portugal, Italia, y que pareciera que es culpa de los trabajadores porque es a ellos a los que dejan sin empleo, sin casa, sin dinero, cuando son otros las que la han originado, propiciado y expandido.

Esa crisis este año ha dejado a muchas más familias en las calles quitándoles la dignidad y sus casas, porque los bancos no se conforman con reclamar una hipoteca, sino que se llevan la hacienda y la vida de muchos.

Pero para nosotros esto no ha sido lo más importante, especialmente para mí, ha sido la pérdida de la abuela María. De tenerle que dar una tilita para que no fuera a tantas revoluciones, que es lo que tú recordarás, comenzó a ir cada día más despacito hasta que su corazón se paró. Y si ya antes había perdido su cabecita (¡cómo no después de lo que te pasó!), también terminó por perder su corazón. Fue un dolor muy grande pero nada parecido al que sufrimos con tu pérdida. Ella había cumplido el ciclo de su vida, aunque tampoco la trató demasiado bien ni fue generosa con ella.

Los amigos:

Este año, para el aniversario de tu marcha, vino Natalia desde Grecia, fue una sorpresa y una ilusión.

Se siguieron casando algunas de las amigas: María Elena, que llevó como ramo de novia unas calas, Laura, de Albacete, la pequeña del grupo de Irlanda, que también quiso llevar un ramo de calas pero que creo que en la floristería se la liaron. Y Lucia también se casó pero ella dice que no tuvo ninguna intención de llevar calas en su ramo porque ese era tu ramo, solo tuyo.

Y de las amigas casadas, alguna va a tener su segundo hijo.

Y después de seis años, el otro día me encontré con Susana. Iba acompañada pero no tengo ni idea si es su pareja.

Y Laura, de Madrid, es la que más me escribe y sigue  comentando mis blog.

Y Tere, de Murcia, la vemos todos los años. Su hijita está preciosa, aunque yo creo que Loly,  la mal cría, pero para eso están los abuelos. Debe ser una gozada no tener que estar pensando en educar, sino en disfrutar de un nieto. Qué lástima que eso también nos lo perdamos.

Cantantes:

Dani Martín, en Abril, sacó un single de su álbum “Pequeño”, que se titula “Mi lamento”, dedicada a también a su hermana y que es una de las canciones preferidas de las madres que hemos perdido a nuestros hijos.

Diana Navarro, esa cantante que nunca sabremos si llegaste a conocer, pero que fue para nosotros un bálsamo y  la excusa para seguir con nuestro regalo con mensaje de los reyes, nos sorprendió con su visita el 18 de Junio, en una reunión de madres que hice. Fue un regalo maravilloso, que nos hizo de forma desinteresada y que para todas las madres fue muy especial.

Cultura:

Y la cultura, como siempre, sigue ocupando un lugar poco destacado, tan poco destacado que hasta desaparece el ministerio de Cultura. Pero ha sido una buena noticia que a José Luis Sampedro le haya concedido el Premio Nacional de las Letras.

Política:

En cuanto a la política, quizás lo más maravilloso fue el movimiento 15 M que ocupó la puerta del Sol durante muchos días. Un movimiento que fue un despertar de la juventud y del que pensamos que tú, de haber vivido, también habrías formado parte.

Ha sido año de elecciones y el resultado ha sido la alternancia, como se esperaba. Pareciera que no existe otra posibilidad: ahora tú, luego yo, ahora yo, luego tú. Y el cambio ha traído y traerá muchos cambios, y nunca a mejor. Y no quiero decir con esto que todos los políticos son iguales, porque yo quiero pensar que aún sigue habiendo buenos políticos, pero la crisis se empeña en hacer buenos a los malos, malos a los buenos, y unificar y justificar todo.

Otras noticias:

Siguen matando a mujeres, unas veces por violencia de género y otras simplemente porque son asesinos. Y estos, cada vez más, son retorcidos, malvados, chulos y despiadados y cuando se les juzga, como ha sido el caso de Marta del Castillo, mienten descaradamente y no se apiadan de unos padres que, según dicen, nunca tendrán el cuerpo de su amada hija porque los asesinos se encargaron muy bien de hacer desaparecer su cuerpo.

Nosotros:

Nosotros seguimos sobreviviendo, a veces, anestesiados, otras, doloridos, pero casi siempre descentrados aunque disimuladamente normalizados.

A mí me operaron de la rodilla y me he pasado parte del año haciendo rehabilitación, y papa me acaba de dar un sustillo. Ya sabes lo que dice: de algo hay que morir, y desde que tú no estás, dice que, cuanto antes, mejor.

Yo sigo escribiendo, concienciando, ayudando a otras madres a compartir su dolor y luchando porque esos mal llamados accidentes de tráfico no sigan pasando.

Este año en el día de las víctimas nos hemos reunido todas las asociaciones de víctimas y hemos conseguido que la carrera Ponle Freno haya sido por las víctimas.

Pero este año, nuevamente ha habido muchas víctimas. Al 21 de Diciembre dicen que son 1.447 personas muertas. Y que son buenas cifras, porque siguen bajando, pero en la casa de estas nuevas víctimas, esta Navidad habrá otra silla vacía.

Este año, he conocido a nuevas madres que han perdido a sus hijos e hijas, algunas por el mismo motivo que tú, el alcohol que otro toma. Otras por atropellos, que cada vez van más en aumento.

Y sigo escribiendo cuentos con un hada muy especial. Cuentos que algún día me gustaría que una editorial se atreviera a editar, porque a mí no me va mucho lo de la autoedición, hazlo tú, págalo, véndelo tú, porque para eso ya están en los blogs.  Y de vez en cuando siguen publicando mis cartas o mis relatos.

Y no sé qué más contarte que tú no sepas, salvo que sigues estando en nuestro pensamiento cada día y a cada instante. Que seguimos viendo tus películas favoritas. Que seguimos escuchando tu música. Que me cuesta mucho desprenderme de tus cosas, que supongo quedarán donde están hasta el día de nuestra muerte. Cuando tengan que entrar para recoger, tirar, quemar, todo lo que hemos ido acumulando durante toda una vida, y que ha quedado guardado porque las cosas, los objetos,  son las que acumulan los recuerdos.

Querida hija, este año he puesto un lazo plateado en la puerta y otro rojo en la puerta de la vecina. Es el primer adorno después de seis años. Creo que ellos tienen derecho celebrar estas fiestas y recuerda que yo era la encargada de los adornos. Y esta noche, encenderé una vela por ti. Por un año más sin tu presencia.

Este año la música con la que te recordamos en la de la película “Sister Act 2”, que acabamos de volver a ver y que a ti te gustaba tanto.

Te queremos muchísimo. No nos olvides.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

http://youtu.be/MIRFE_1huMc

Read Full Post »

Ayer, me llamaba la madre de Bárbara, una nueva madre que he conocido, que también perdió a su hija por un conductor con alcohol, muy indignada, por lo que estaba viendo en la televisión pública, sobre la polémica de la indemnización pedida por los familiares de Carlos Parra, y los comentarios de algunos periodistas, que como ella me decía, pagamos todos porque están en una cadena pública, sobre lo descompensado de la petición de indemnización.  Pobrecito Ortega, que por cierto, tendría que pagar esa indemnización de su dinero porque si se demuestra que iba borracho, eso no lo debería cubrir el seguro, a no ser que tuviera una póliza especial para ello.

He intentado ver el vídeo del programa de la TV1 pero no he podido, debe ser un problema de mi ordenador, para saber de primera mano lo que allí se hablo. Pero me es suficiente la queja de esta madre.

¿De qué se sorprenden estos periodistas? Seguro que ellos no saben que las víctimas de tráfico españolas somos las menos indemnizadas de toda Europa. Tampoco saben que para las compañías de seguros es un chollo asentarse en España porque las indemnizaciones pagadas en nuestro país son de las más bajas y que se corresponden con un baremo del año 1995

Sirva como ejemplo esta imagen sobre indemnización, de un bebé accidentado en Alemania.

Quizás no sepan que la Ley contempla en la reparación del daño, el daño moral, el lucro cesante, los daños emergentes, perjuicios materiales, perjuicios morales, para los agraviados, los familiares, terceros,  pero que las indemnizaciones no lo contemplan.

Que las indemnizaciones son solo por las víctimas, víctimas muertas, pero que las víctimas familiares no recibimos ningún tipo valoración y como consecuencia  indemnización por las secuelas producidas por esa muerte traumática. No se valoran, miden, especifican las secuelas psicológicas de padres y otros familiares que arrastrarán de por vida depresión, fobias alteraciones sicosomáticas, que pierden el empleo por no ser capaz de de recuperare y realizarlo a pleno rendimiento. Que los tratamientos psicológicos para realizar un duelo sanador son pagados por los familiares sin ningún tipo de ayuda.  De que existen hijos que no vuelven a tener la figura de un padre y que, en muchos casos, tienen que acortar su periodo de formación para entrar en el mercado laboral, si pueden, porque su situación económica ha variado totalmente.

Y no hablemos de esos miles y miles de heridos que cada año cambian su vida, costumbres, pérdida de trabajo, tienen que adaptar su casa o buscar otras, porque ya no pueden vivir ni hacer nada de lo que antes hacían. Y se encuentran que  tienen que conseguir una silla de ruedas a través de una organización benéfica, extraordinaria labor,  que les ayuda a vender tapones de plástico para poder adquirirla.

Cómo esos periodistas que se les supone tienen que investigar, contractar, verificar noticias, pueden saber tan poco de este tema, en el que le dan cien mil vueltas cualquier padre que haya perdido un hijo en los mal llamados accidentes de tráfico.

Cómo no saben que se está tratando de modificar unos baremos que llevan años desfasados, que después de su implantación  fueron posteriormente modificados a la baja y que consensuaron las aseguradoras en beneficio de ellas y no de las víctimas.

Cómo no saben que en estos últimos años las cifras de accidentes han disminuido, pero que el número de coches y conductores ha seguido aumentando, con el beneficio que conlleva para las aseguradoras.

Por favor, si lo sé hasta yo, una simple madre, ahora una madre sin hijos.

Ya está bien de ser las víctimas pobre, olvidadas, ignoradas, justificadas porque los accidentes es un tributo que tenemos que pagar al dios del progreso,  porque somos un goteo continuo, de uno en uno, que cada fin de semana se convierte en no menos de 10 y al cabo de un año, en el mejor de los casos de estos últimos años pasamos de más de 2000.

La indemnización fría que estipula el estado, tanto por un pié, un brazo, un dedo, un muerto, nos quema a cualquier padre. Muchos de ellos la destinan a acciones benéficas, a la ayuda de la prevención de otros accidentes, a la memoria de su ser querido, pero esa indemnización, en el caso de los heridos graves, de los hijos huérfanos, de las viudas sin trabajo, son más que necesarias. Y no hablemos de aquellos que van a necesitar, de por vida, cuidados especiales de terceros.

Las indemnizaciones justas es un acto de justicia que el estado, la sociedad debe cubrir para paliar el daño producido, que no digo restablecer el orden alterado porque, todos sabemos que la vida no tiene precio para el que la pierde y sus familiares, pero alguien tiene que poner un precio, y este tiene que ser justo, no obsoleto y, por supuesto, a tiempo, cuando se necesita, no después de años y años de litigio o tardanza por parte de la justicia.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Read Full Post »

Cada año, desde esta ventana, hago una reflexión y pido un deseo porque, desde hace siete navidades, en mi casa hay una silla vacía. Este año mi petición es: ¡No te bebas la Navidad! Utiliza el transporte público. En nuestra ciudad tenemos de todo: autobús, tren y metro,. Utilízalos si vas a beber. Y mi deseo, como siempre, es que esta no sea tu última Navidad, porque en la calle, en la carretera, tu vida y la de los demás están en tus manos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Esta carta ha sido publicada en la revista semanal “Sietedias” de Alcobendas. Lamento que no publiquen mi pie de firma tal como es desde hace siete años, y solo pongan Flor Zapata, porque ese pie de firma es el que da sentido a mi nueva vida: Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. Madre de una hija que ya no está con nosotros por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Ortega Cano, a la salida de los juzgados, tras prestar declaración como imputado de tres delitos: homicidio imprudente y dos delitos contra la seguridad vial, por conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol, ha dicho “Que sea lo que Dios quiera”. Una frase muy acorde con el lenguaje taurino como esa otra que dice: maestro, que Dios reparta suerte.

Pero es que los mal llamados accidentes de tráfico no son cosa de Dios, ni se justifican por la acción del mismo. Y, aunque es como una lotería, no se puede uno encomendar a Dios, para no tener un accidente, porque los accidentes, la mayoría, son previsibles.

Como es natural, y en el estado de derecho en el que nos encontramos, y según dijo una vez, muy segura ella, María José Campanario: yo no tengo que demostrar que soy inocente, que se supone, como cualquier español, la justicia es la que tiene que demostrar que soy culpable. Pues eso mismo es lo que ha hecho Ortega Cano: Yo no he bebido, yo no he corrido… pero no recuerdo nada.

Los abogados de Ortega Cano impugnarán la prueba de alcohol. Están en su derecho, por desgracia. Porque, tristemente, la ley no tiene previsto que cuando el implicado no puede realizar la prueba de soplado y no puede dar su consentimiento para una prueba de sangre, no se le puede extraer la misma. Pero  le va a ser difícil ir en contra del informe de la Guardia Civil, que dice que iba a más velocidad de la permitida.

Yo espero, y deseo, que esos testigos que hasta ahora han dicho que le vieron beber, no se echen para atrás. Que declaren la verdad. Únicamente la verdad. Que piensen que es fundamental su declaración como testigos.

Al causante de la muerte de mi hija le realizaron la prueba dos veces, con resultado muy positivo, pero la declaración de la persona que iba con él en el coche fue fundamental para saber qué fue lo que pasó. El acusado, no reconocía ni su firma en el atestado, cuestionaba el aparato medidor de alcohol, y además decía que venía otro coche, que le dieron por detras, etc. Todo mentiras.

Entiendo que para este testigo fue duro y difícil declarar porque iba con él en el coche, porque eran compañeros, porque pienso que viniendo del mundo militar, probablemente, pudo estar presionada, porque lo pasó muy mal, con muchos nervios o tal vez miedo, pero cumplió con su obligación: decir la verdad.

Y será fundamental que se demuestre que llevaba alcohol porque ya han salido a relucir, enfermedad, medicamentos, vahído, arritmias que, por supuesto, pueden producir un fatal accidente, pero eso también es previsible y evitable, no tomando alcohol o llevando un conductor, que en este caso se lo puede permitir.

Sí hubiera habido en ese momento un infarto, supongo que los médicos lo habría detectado. Sí se demostrara que fue un tema de enfermedad, tendría mi comprensión, pero mientras no se demuestre, para mí es un tema de irresponsabilidad total. Un delito. Y no será lo que Dios quiera. Esperemos que sea un acto de justicia.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Anoche estaba especialmente triste. Me pasa siempre cuando son las fiestas de San Sebastián de los Reyes.

Ayer, Dani Martín actuaba en su casa, así lo admitía con el vídeo que iniciaba su actuación
emulando a E.T. y “mi casa”. Pero esto no lo sé porque estuviera allí, que no estaba, aunque sí me invitó una vez a uno de sus conciertos pero fui tan desagradecida que no asistí. Lo sé gracias a los vídeos que han subido su fans a Youtube.

Pero, ayer, tenía doble tristeza. Al hecho de que DaniMartín cantaba en San Sebastián de los Reyes, y Helena no podía verlo, se unía que conocía la noticia del informe de la policía sobre el accidente provocado por Ortega Cano, en su día también vecino de San Sebastián de los Reyes o de Alcobendas,  posteriormente.

Dos vecinos, completamente distintos.

Las anotaciones de Helena cuando actuaba El Canto del Loco

(Las anotaciones de Helena cuando actuiaba El Canto del Loco)

Dani Martin me recordaba la parte más lúdica y festiva deHelena, llena de alegría y gusto por las fiestas de Sanse, y Ortega Cano me recordaba que mi hija ya no podrá asistir a ninguna fiesta, a ningún concierto
de ningún cantante, porque alguien decidió beber y conducir.

Cuando terminaban las fiestas, según Helena.

Ortega Cano juró por sus hijos, que no había bebido. El que mató a mi hija se inventó un choque en cadena que no existió. Incluso trató de hacer pasar a su copiloto por conductora para salvarse de la quema pero resultó que la persona que le acompañaba no tenía carnet de conducir. Entonces, cuando
se dio cuenta de que no tenía salida, dijo: “me acabo de partir la vida”. Pero a quien realmente había partido la vida fue a mi hija. Y a nosotros.

Ortega Cano tendría que ser valiente y admitir lo que hizo. Esa sería la mejor postura. La más torera. La más honrada.

Porque lo que está claro es que los únicos que no bebieron fueron mi hija, hace seis años, y Carlos Parra, que casualidad,  el día que mi hija habría cumplido 27 años, según lo indican ambas autopsias.

Ellos murieron por el alcohol que otro tomó.

Solo queda mi lamento

Y decir: te quiero de verdad,

solo queda que aún te siento

y que siempre te voy a recordar.

Muero si no estás, y ya no estás…

Te pierdo y te me vas

Te fuiste ya.

Porque ya no te tengo

eras mi vida y ya no estás,

y sé que ya no estás.

que me castigue el cielo por si algo hice mal

y sé que ya no estás

te llevo tan tan dentro que ni el tiempo barrera

y no se va a curar

y es que ya no te tengo y perdón por si no te supe amar.

Hoy me quedan tus momentos,

eres la cara más bonita que habrá…

Tenerte cerca ha sido el premio

el más grande que he llegado a alcanzar.

Me muero si no estás

y ya no estás

te pierdo y te me vas

te fuiste ya.

Porque ya no te tengo

eras mi vida y ya no estás

y sé que ya no estás

que me castigue el cielo por si algo hice mal

y sé que ya no estás…

te llevo tan, tan dentro que ni el tiempo barrera

y no se va a curar

es que ya no no tengo y perdón por si no te supe amar.

Siempre pienso aunque estés lejos

y te juro que te puedo notar

Cerca quedaran tus gestos

y tu carita de princesa, mi hermana.

Me muero si no estás,

y ya no estás…

te pierdo y te me vas

te fuiste ya.

Porque ya no te tengo eras mi vida y ya no estás

y sé que ya no estás

que me castigue el cielo por si algo hice mal

y sé que ya no estás

te llevo tan tan dentro que ni el tiempo barrera

y no se va a curar

y es que ya no te tengo y perdón por si no te supe amar.

Este es el lamento de Dani Martín, por su hermana. Jamás pensé que después del  envío
de mi carta
y su llamada a casa, el mismo conocería el dolor de la pérdida. ¡Cómo siento el dolor de su madre! Esa madre que me ayudo para que mi carta llegara hasta sus manos.

También es mi lamento.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por la acción de un conductor borracho.

Read Full Post »

Comienzas las fiestas en España. La virgen de Agosto sirve para unificar todas las fiestas de la mayoría de pueblos de España y es la excusa para volver al lugar de nuestros orígenes o el de nuestros antepasados.

Durante años, yo he celebrado las fiestas del pueblo de mi marido. Durante años, sin faltar.

Y disfrutábamos, especialmente de sus verbenas. Los tres. Como una piña. Helena, con sus veinte años, abandonaba la discoteca para ir a la verbena con nosotros, para bailar “la ventanita”, “el tiburón”, “que la
detengan”, “bomba”, “el chiringuito”… cualquiera de las canciones que ese verano estuviera de moda,  y “viva el pasodoble”.

Su último verano también lo pasó en las fiestas del pueblo de su padre, esta vez, incluso con su amor. Pero como ella, mucho serán los que éste sea su último año de fiestas en su pueblo. Muchos serán los que no vuelvan este puente de Agosto. Muchos los que se quedarán en nuestras carreteras secundarias. Esas que cubren y conectan la mayoría de pueblos de España.

Las fiestas llevan al alcohol, y éste está reñido con la carretera.

En estas fechas, más que nunca, echo de menos bailar un pasodoble. Ese que bailaba, orgullosa, con mi marido o con mi hija. El pasodoble que durante años me ha gustado enormemente. Ese que, creo, es el
único que mi marido se aprendió. Ese que nos hacía sentir vivos y felices. Un pasodoble español que, ahora, amplia más mi dolor, porque, además de los recuerdos de días felices, ahora me recuerda que el alcohol es la causa de todas mis penas.

“Viva el pasodoble” de Rocío Jurado, dicen que está dedicado a Ortega Cano.

Escuchar este pasodoble,  ahora, me produce rabia.

Ortega Cano: si habías bebido, ésta sería tu mejor corrida: torear ese toro con humildad y poniéndote como ejemplo de lo que puede pasar cuando bebes y conduces. Admitirlo, y hacer campaña. Porque en muchos pueblos, estos días, muchos padres bailarán tu pasodoble, y muchos de sus hijos, no volverán a casa.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Older Posts »