Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 junio 2010

De Francia nos han llegado muchas cosas que rezumaban libertad. También el carnet por puntos y su ejemplo en la reducción de víctimas viales. Pero esta vez nos llega una bebida para enmascarar el estado de embriaguez, aunque sus descubridores no la venden como “un acelerador para eliminar el alcohol en sangre”.

Se trata de una bebida con aspecto de refresco que sus creadores dicen que reduce el alcohol en sangre, después de su ingesta, en unos 45 minutos.

Yo he oído contar que, en época de nuestros abuelos, los jóvenes cuando iban a salir de parranda, un poco antes se deleitaban con un buen trozo de tocino o una cucharada de aceite, y esto era el mejor seguro para aguantar más a la hora de mostrar resistencia a los estragos del alcohol. Claro que, por entonces, los jóvenes no tenían que volver a casa en coche, lo hacían a pie, salvo algún afortunado que tuviera una bicicleta y muy probablemente terminaría en el borde cualquier camino porque no se podían llamar carreteras.

A algunos de estos jóvenes que se preparaban para beber se les llamaba “tramposos”, pues si de lo que se trataba era de mostrar la resistencia para durar con la juerga no estaban jugando limpio.

A lo largo de la historia se han recurrido a muchas trampas para esconder estados que no tienen nada de respetables y ejemplares: café y aspirina para ocultar la resaca, anfetaminas para resistir las horas de estudio que no se habían dedicado antes, coca para estar como una moto, píldoras para la grasa después de un atracón de comida… Son solo trampas que más tarde o temprano pasan factura.

No sé hasta qué punto los efecto de esta nueva bebida estarán debidamente estudiados pero qué necesidad tienes de tomar una bebida para enmascarar otras que ya has bebido: el riñón ya ha trabajado lo suyo y  el bolsillo se ha vaciado, ¿qué queda?: ENGAÑAR.

Engañarte y engañar.

¿No será que lo que necesitas es no dar positivo? ¿No será una forma de beber más?

En Francia, como en la mayoría de los países, la primera causa de muerte al volante es el alcohol. Me uno a la Asociación de Prevención Vial francesa en la petición de que sea prohibida la comercialización de esta bebida.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por el alcohol que otro tomó.

Read Full Post »

El pasado día 15 asistí a una jornada  sobre la Nueva Ley de Tráfico, patrocinada por la Fundación Pons y Cea. Una jornada muy interesante, donde se debatió sobre su idoneidad o no, sobre su constitucionalidad o no, sobre su incidencia en la disminución de accidentes viales.

Es curioso observar, los cambios realizados en estos 4 años y cómo se ha transformado esta sociedad en el tema de Seguridad Vial.

Ando en una fase a la que yo llamo “la fase de obras” porque conozco otros padres que han tenido pérdidas y también la han pasado, y estoy tirando el papel acumulado en estos cuatro años que anda moviéndose la Seguridad Vial.

A la vez que rompía releía las noticias que había ido guardando y veía cómo en los cuatro años en los que se ha modificado La Ley Penal en lo relacionado con la Seguridad Vial, se ha implantado el carnet por puntos y ahora la Nueva Ley de Tráfico, ha habido defensores, detractores, noticias alarmantes (¡todos en la cárcel por el carnet por puntos!), continuación de muertes, más, menos, pero cómo hemos ido avanzando.

He comprobado cómo las voces de las víctimas se iban alzando pidiendo un compromiso político para acabar con esta lacra. Cómo determinados políticos se iniciaban en este compromiso y cómo surgían las desavenencias con otros, más por ser del partido contrario que por el contenido del compromiso. He encontrado mis primeros escritos, mi inicio en esta lucha. Muchos artículos de periodistas pidiendo una reforma, una solución, los medios de comunicación han sido nuestros aliados. En definitiva, un recorrido largo y para las víctimas, expectante y doloroso porque no podremos volver a nuestro estado inicial, a pesar de los beneficios conseguidos con esta nueva atención a la siniestralidad vial.

Tuve la oportunidad de dar mi opinión,  la de una víctima, única figura que eché en falta en esta jornada para hablar de la Nueva Ley de Tráfico y estas palabras fueron dirigidas al corazón de los que tuvieron que escucharme: Para los que hemos perdido a nuestros seres queridos por la inseguridad vial, no nos podemos parar en si es constitucional o no porque limita los derechos del conductor  en determinadas situaciones (al pagar una infracción no se puede alegar o si no determina con seguridad si los detectores o inhibidores de radares son legales o no). ¡De qué estamos hablando! ¿De puntos, de dinero? A nuestros seres queridos ya no les quedan puntos ni necesitan dinero. Y los demás pueden verse en esta situación en cualquier momento, porque todos estamos en las vías, como conductores, como ciclistas o como peatones.

Por favor, sigamos adelante, sigamos trabajando y mejorando, las leyes, las vías, la educación. Todos juntos. Sigamos evitando muertes en las carreteras.

Y gracias a la Fundación Pons, por su invitación y por su involucración en educar en valores.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Mi amigo Raúl, desde México, me enviaba la noticia de la muerte de la biznieta de Nelson Mandela, Zenani.

Por supuesto, ya conocía la muerte de esta niña. Había oído la noticia varias veces hoy, pero siempre hablaban de un accidente de tráfico. Pero mi amigo Raúl, me comunicaba algo más que la simple noticia que daban los medios hoy: Zenani Mandela ha muerto en la carretera, al volcar el coche en el que viajaba, y el conductor iba ebrio.

Esa es la verdadera noticia.

Zenani acababa de cumplir trece años, hace tan solo dos días.

Y, una vez más, el puto alcohol pone fin a una vida casi antes de comenzar a vivirla.

Pero la fiesta continúa. Los goles se sequiarán marcando. Es más, si esta niña no hubiera sido de la familia de Mandela no nos hubiéramos enterado. Pero allá, en África, una madre estará destrozada, y su hijita habrá muerto, por el alcohol que otro tomó.

¿Por qué lo llaman accidente si no lo es?

Inútil decir eso de “Vuestro dolor es también el mío…”, no me van a entender.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Elsa Granda recibió ayer el premio de Seguridad Vial de Línea Directa, en el ámbito de periodismo, por su artículo “Cuando las señales nos traicionan”. Esta periodista tiene en su haber gran cantidad de artículos sobre seguridad vial, tráfico  o siniestros de tráfico. Y aunque ayer, a través de Facebook, ya le mande mi felicitación, hoy mi blog pensaba versar sobre este premio.

Pero, desgraciadamente, al final tengo que hablar de muertes. En este caso de la muerte de peatones. España es el segundo país de Europa con más peatones muertos. Si no he tomado mal el dato,  el año pasado murieron en las carreteras 163 peatones. Quizás nos olvidamos con frecuencia que todos somos en algún momento peatones y las campañas para peatones no son tan insistentes ni tan frecuentes como las de los conductores.

A pesar de que cuando cuento que a mi hija la mató un conductor borracho muchas personas piensan que la atropellaron (aunque el resultado fue el mismo a pesar de ir en un coche: la arroyo), reconozco que no hablo demasiado sobre los peatones que se van quedando en el asfalto.

Pero hoy conocía la muerte de dos jóvenes de mi tierra: Gloria y Patricia, de 19 y 18 años. Murieron ayer atropelladas por un camión en la A-43 a la altura de Torralba de Calatrava. Parece ser que ellas andaban por la carretera porque se pasaron de la parada en la que debían haber bajado. Vivían en Ciudad Real.

 Cualquier muerte me llega al alma, pero en este caso, eran mis paisanas y pienso en el calvario que comienzan esos padres.

Además, hoy, moría también un hombre de 58 años atropellado en Madrid. En ambos casos se está investigando las circunstancias de estos siniestros.

Y así, la alegría y felicitación a Elsa ha pasado a segundo lugar, aunque sus palabras de contestación a mí felicitación fueron tan bonitas:

“Elsa Granda: Gracias Flor, mi discurso también estaba dedicado a Helena”

 Hoy recordaba algunas de mis conversaciones a través del correo electrónico o de mi otro blog “Madres sin hijos” con otras madres. Una vez surgió el tema de si para una madre había algo peor que perder un hijo, y enseguida llegó la respuesta de una madre: perder dos.

Puedo imaginarme el estado de la madre de estas chicas y no sé cómo consolarla, porque no hay consuelo.

Vuestro dolor es también el mío, porque, antes, ya fui yo.

Dedicado a las muchas madres que han perdido más de un hijo en esos malditos accidentes.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

 

Hoy me encontraba en uno de los periódicos gratuitos de Madrid la siguiente noticia: “Las bicicletas no son para este verano en Madrid” El alquiler y el carril bici, aparcados por los recortes.

Lo primero que me ha recordado ha sido mi eslogan ganador: “Las bicicletas son para el verano…y el invierno, la primavera y el otoño”

Como es natural, las asociaciones pro bicicleta han puesto el grito en el cielo.

Pero me ha tranquilizado que en la misma página apareciera: “Nuestros mayores se van a librar de tijeretazo” Esto ya está mejor. Si no podemos montar en bici, pues nos aguantamos. Pero lo de nuestro pobres viejos, eso son palabras mayores.

Claro que, después, he recapacitado y analizado las dos noticias y me he quedado igual de mal.

Los ciclistas me preocupan. Tanto como para, esta misma tarde, preguntarle a un joven que iba en el autobús, con más heridas que un soldado después de una batalla, qué le había pasado. Me ha contestado me he caído de la bicicleta. Le he preguntado si había tenido algo que ver un coche, y me ha contestado,  no, he sido yo solo, en una cuesta. Llegaba a la parada y no me ha dado tiempo a indagar más.

Y los viejos… Los viejos son, en mi vida, mi otra lucha.

Llevo más de un año esperando a que me toque algo de la Ley de la dependencia, de esta comunidad de Madrid. Mi padre que ya recibía desde hace 5 años ayuda domiciliaria y centro de día, por parte del Ayuntamiento, tuvo que abandonarla porque la cuidadora, mi madre, hasta hace un año aparentemente en mejor estado que él, perdió las fuerzas y la cordura (era demasiado tiempo cuidando a su marido enfermo,10 años) Con lo que cuidadora y dependiente tuvieron que terminar en una residencia, por supuesto privada.

La comunidad de Madrid me dice una y otra vez que mi padre está valorado y solucionado, con lo que tiene ¿Qué tiene?! Ahora nada! Y mi madre, demenciada, con frecuentes roturas de huesos por caídas, y completamente dependiente, está aún sin valorar, ni indicios.

Me consuela muchísimo saber que los mayores se van a librar de los recortes. Es probable que para cuando decidan ver, valorar y resolver, el caso de estos viejos, se haya pasado la crisis y ya haya dinero para solucionar su dependencia, o mis pobres viejitos no necesiten ya ningún tipo de ayuda.

¡Joder, qué tiene que ver esto con la seguridad vial!

¡Ah, sí! Lo de los recortes de los ciclistas. Pues eso chicos, que lo de ir en bicicleta no es cuestión de necesidad. Gastaros el dinero en comprar un coche y pagar gasolina o coger un taxi. Total, montar en bici es un jueguecito y, ahorrar, ahorrar, vosotros no hace falta que ahorréis.

¡La que está montando Zapatero! Pero que digo, si yo estoy hablando de Madrid. “Pongamos que hablo de Madrid…”

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »