Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Correo sin entregar’ Category

Para leer este post,  pulsa aquí

Este blog se ha mudado a : http://blog.quieroconducirquierovivir.com/

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Para leer este post,  pulsa aquí

Este blog se ha mudado a : http://blog.quieroconducirquierovivir.com/

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Read Full Post »

Para leer el artículo pulsa:

http://blog.quieroconducirquierovivir.com/?p=2365

Te recuerdo que nos hemos mudado.

Read Full Post »

Querida hija:

Este es el séptimo final de año que pasamos sin ti y como desde hace seis años, siete navidades, voy a hacer un pequeño recuento del año que termina, para ti.

Como el año pasado, comenzaré por la crisis, esa de la que llevo hablándote tres años y que sigue instalada en nuestro país y en otros países europeos como Grecia, Irlanda, Portugal, Italia, y que pareciera que es culpa de los trabajadores porque es a ellos a los que dejan sin empleo, sin casa, sin dinero, cuando son otros las que la han originado, propiciado y expandido.

Esa crisis este año ha dejado a muchas más familias en las calles quitándoles la dignidad y sus casas, porque los bancos no se conforman con reclamar una hipoteca, sino que se llevan la hacienda y la vida de muchos.

Pero para nosotros esto no ha sido lo más importante, especialmente para mí, ha sido la pérdida de la abuela María. De tenerle que dar una tilita para que no fuera a tantas revoluciones, que es lo que tú recordarás, comenzó a ir cada día más despacito hasta que su corazón se paró. Y si ya antes había perdido su cabecita (¡cómo no después de lo que te pasó!), también terminó por perder su corazón. Fue un dolor muy grande pero nada parecido al que sufrimos con tu pérdida. Ella había cumplido el ciclo de su vida, aunque tampoco la trató demasiado bien ni fue generosa con ella.

Los amigos:

Este año, para el aniversario de tu marcha, vino Natalia desde Grecia, fue una sorpresa y una ilusión.

Se siguieron casando algunas de las amigas: María Elena, que llevó como ramo de novia unas calas, Laura, de Albacete, la pequeña del grupo de Irlanda, que también quiso llevar un ramo de calas pero que creo que en la floristería se la liaron. Y Lucia también se casó pero ella dice que no tuvo ninguna intención de llevar calas en su ramo porque ese era tu ramo, solo tuyo.

Y de las amigas casadas, alguna va a tener su segundo hijo.

Y después de seis años, el otro día me encontré con Susana. Iba acompañada pero no tengo ni idea si es su pareja.

Y Laura, de Madrid, es la que más me escribe y sigue  comentando mis blog.

Y Tere, de Murcia, la vemos todos los años. Su hijita está preciosa, aunque yo creo que Loly,  la mal cría, pero para eso están los abuelos. Debe ser una gozada no tener que estar pensando en educar, sino en disfrutar de un nieto. Qué lástima que eso también nos lo perdamos.

Cantantes:

Dani Martín, en Abril, sacó un single de su álbum “Pequeño”, que se titula “Mi lamento”, dedicada a también a su hermana y que es una de las canciones preferidas de las madres que hemos perdido a nuestros hijos.

Diana Navarro, esa cantante que nunca sabremos si llegaste a conocer, pero que fue para nosotros un bálsamo y  la excusa para seguir con nuestro regalo con mensaje de los reyes, nos sorprendió con su visita el 18 de Junio, en una reunión de madres que hice. Fue un regalo maravilloso, que nos hizo de forma desinteresada y que para todas las madres fue muy especial.

Cultura:

Y la cultura, como siempre, sigue ocupando un lugar poco destacado, tan poco destacado que hasta desaparece el ministerio de Cultura. Pero ha sido una buena noticia que a José Luis Sampedro le haya concedido el Premio Nacional de las Letras.

Política:

En cuanto a la política, quizás lo más maravilloso fue el movimiento 15 M que ocupó la puerta del Sol durante muchos días. Un movimiento que fue un despertar de la juventud y del que pensamos que tú, de haber vivido, también habrías formado parte.

Ha sido año de elecciones y el resultado ha sido la alternancia, como se esperaba. Pareciera que no existe otra posibilidad: ahora tú, luego yo, ahora yo, luego tú. Y el cambio ha traído y traerá muchos cambios, y nunca a mejor. Y no quiero decir con esto que todos los políticos son iguales, porque yo quiero pensar que aún sigue habiendo buenos políticos, pero la crisis se empeña en hacer buenos a los malos, malos a los buenos, y unificar y justificar todo.

Otras noticias:

Siguen matando a mujeres, unas veces por violencia de género y otras simplemente porque son asesinos. Y estos, cada vez más, son retorcidos, malvados, chulos y despiadados y cuando se les juzga, como ha sido el caso de Marta del Castillo, mienten descaradamente y no se apiadan de unos padres que, según dicen, nunca tendrán el cuerpo de su amada hija porque los asesinos se encargaron muy bien de hacer desaparecer su cuerpo.

Nosotros:

Nosotros seguimos sobreviviendo, a veces, anestesiados, otras, doloridos, pero casi siempre descentrados aunque disimuladamente normalizados.

A mí me operaron de la rodilla y me he pasado parte del año haciendo rehabilitación, y papa me acaba de dar un sustillo. Ya sabes lo que dice: de algo hay que morir, y desde que tú no estás, dice que, cuanto antes, mejor.

Yo sigo escribiendo, concienciando, ayudando a otras madres a compartir su dolor y luchando porque esos mal llamados accidentes de tráfico no sigan pasando.

Este año en el día de las víctimas nos hemos reunido todas las asociaciones de víctimas y hemos conseguido que la carrera Ponle Freno haya sido por las víctimas.

Pero este año, nuevamente ha habido muchas víctimas. Al 21 de Diciembre dicen que son 1.447 personas muertas. Y que son buenas cifras, porque siguen bajando, pero en la casa de estas nuevas víctimas, esta Navidad habrá otra silla vacía.

Este año, he conocido a nuevas madres que han perdido a sus hijos e hijas, algunas por el mismo motivo que tú, el alcohol que otro toma. Otras por atropellos, que cada vez van más en aumento.

Y sigo escribiendo cuentos con un hada muy especial. Cuentos que algún día me gustaría que una editorial se atreviera a editar, porque a mí no me va mucho lo de la autoedición, hazlo tú, págalo, véndelo tú, porque para eso ya están en los blogs.  Y de vez en cuando siguen publicando mis cartas o mis relatos.

Y no sé qué más contarte que tú no sepas, salvo que sigues estando en nuestro pensamiento cada día y a cada instante. Que seguimos viendo tus películas favoritas. Que seguimos escuchando tu música. Que me cuesta mucho desprenderme de tus cosas, que supongo quedarán donde están hasta el día de nuestra muerte. Cuando tengan que entrar para recoger, tirar, quemar, todo lo que hemos ido acumulando durante toda una vida, y que ha quedado guardado porque las cosas, los objetos,  son las que acumulan los recuerdos.

Querida hija, este año he puesto un lazo plateado en la puerta y otro rojo en la puerta de la vecina. Es el primer adorno después de seis años. Creo que ellos tienen derecho celebrar estas fiestas y recuerda que yo era la encargada de los adornos. Y esta noche, encenderé una vela por ti. Por un año más sin tu presencia.

Este año la música con la que te recordamos en la de la película “Sister Act 2”, que acabamos de volver a ver y que a ti te gustaba tanto.

Te queremos muchísimo. No nos olvides.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

http://youtu.be/MIRFE_1huMc

Read Full Post »

Ayer, me llamaba la madre de Bárbara, una nueva madre que he conocido, que también perdió a su hija por un conductor con alcohol, muy indignada, por lo que estaba viendo en la televisión pública, sobre la polémica de la indemnización pedida por los familiares de Carlos Parra, y los comentarios de algunos periodistas, que como ella me decía, pagamos todos porque están en una cadena pública, sobre lo descompensado de la petición de indemnización.  Pobrecito Ortega, que por cierto, tendría que pagar esa indemnización de su dinero porque si se demuestra que iba borracho, eso no lo debería cubrir el seguro, a no ser que tuviera una póliza especial para ello.

He intentado ver el vídeo del programa de la TV1 pero no he podido, debe ser un problema de mi ordenador, para saber de primera mano lo que allí se hablo. Pero me es suficiente la queja de esta madre.

¿De qué se sorprenden estos periodistas? Seguro que ellos no saben que las víctimas de tráfico españolas somos las menos indemnizadas de toda Europa. Tampoco saben que para las compañías de seguros es un chollo asentarse en España porque las indemnizaciones pagadas en nuestro país son de las más bajas y que se corresponden con un baremo del año 1995

Sirva como ejemplo esta imagen sobre indemnización, de un bebé accidentado en Alemania.

Quizás no sepan que la Ley contempla en la reparación del daño, el daño moral, el lucro cesante, los daños emergentes, perjuicios materiales, perjuicios morales, para los agraviados, los familiares, terceros,  pero que las indemnizaciones no lo contemplan.

Que las indemnizaciones son solo por las víctimas, víctimas muertas, pero que las víctimas familiares no recibimos ningún tipo valoración y como consecuencia  indemnización por las secuelas producidas por esa muerte traumática. No se valoran, miden, especifican las secuelas psicológicas de padres y otros familiares que arrastrarán de por vida depresión, fobias alteraciones sicosomáticas, que pierden el empleo por no ser capaz de de recuperare y realizarlo a pleno rendimiento. Que los tratamientos psicológicos para realizar un duelo sanador son pagados por los familiares sin ningún tipo de ayuda.  De que existen hijos que no vuelven a tener la figura de un padre y que, en muchos casos, tienen que acortar su periodo de formación para entrar en el mercado laboral, si pueden, porque su situación económica ha variado totalmente.

Y no hablemos de esos miles y miles de heridos que cada año cambian su vida, costumbres, pérdida de trabajo, tienen que adaptar su casa o buscar otras, porque ya no pueden vivir ni hacer nada de lo que antes hacían. Y se encuentran que  tienen que conseguir una silla de ruedas a través de una organización benéfica, extraordinaria labor,  que les ayuda a vender tapones de plástico para poder adquirirla.

Cómo esos periodistas que se les supone tienen que investigar, contractar, verificar noticias, pueden saber tan poco de este tema, en el que le dan cien mil vueltas cualquier padre que haya perdido un hijo en los mal llamados accidentes de tráfico.

Cómo no saben que se está tratando de modificar unos baremos que llevan años desfasados, que después de su implantación  fueron posteriormente modificados a la baja y que consensuaron las aseguradoras en beneficio de ellas y no de las víctimas.

Cómo no saben que en estos últimos años las cifras de accidentes han disminuido, pero que el número de coches y conductores ha seguido aumentando, con el beneficio que conlleva para las aseguradoras.

Por favor, si lo sé hasta yo, una simple madre, ahora una madre sin hijos.

Ya está bien de ser las víctimas pobre, olvidadas, ignoradas, justificadas porque los accidentes es un tributo que tenemos que pagar al dios del progreso,  porque somos un goteo continuo, de uno en uno, que cada fin de semana se convierte en no menos de 10 y al cabo de un año, en el mejor de los casos de estos últimos años pasamos de más de 2000.

La indemnización fría que estipula el estado, tanto por un pié, un brazo, un dedo, un muerto, nos quema a cualquier padre. Muchos de ellos la destinan a acciones benéficas, a la ayuda de la prevención de otros accidentes, a la memoria de su ser querido, pero esa indemnización, en el caso de los heridos graves, de los hijos huérfanos, de las viudas sin trabajo, son más que necesarias. Y no hablemos de aquellos que van a necesitar, de por vida, cuidados especiales de terceros.

Las indemnizaciones justas es un acto de justicia que el estado, la sociedad debe cubrir para paliar el daño producido, que no digo restablecer el orden alterado porque, todos sabemos que la vida no tiene precio para el que la pierde y sus familiares, pero alguien tiene que poner un precio, y este tiene que ser justo, no obsoleto y, por supuesto, a tiempo, cuando se necesita, no después de años y años de litigio o tardanza por parte de la justicia.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Read Full Post »

Ayer, en el diario El País, podía ver la esquela de Isabel Otero Domínguez, fallecida en accidente de tráfico en Pedrola (Zaragoza), a los 63 años de edad. Lo que faltaba en  esta esquela era algo muy importante: el motivo.

Esa esquela deberían haber incluido: fallecida en la mortal N-232, por su no desdoblamiento.

Esta carretera cuenta en su haber con muchos fallecidos y es una de las más peligrosas de España. Así lo recoge el informe anual de Eurorap, en el que participan el RACE, el RACC y varios clubes europeos del automóvil, destacando que este tramo, cuyo desdoblamiento se considera una prioridad en la Comunidad aragonesa, es el segundo del país en el que se registran más choques frontales.  En este año ya ha habido cinco víctimas.

¿Cuántas más tiene que haber?

He encontrado un vídeo que muestra la intensidad de tráfico que tiene esta carretera y, como consecuencia, su peligrosidad.

Mi solidaridad para con esta nueva familia, para una hija que se queda sin madre. Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

http://youtu.be/oTW4b__fmjA

Read Full Post »

Cada año, desde esta ventana, hago una reflexión y pido un deseo porque, desde hace siete navidades, en mi casa hay una silla vacía. Este año mi petición es: ¡No te bebas la Navidad! Utiliza el transporte público. En nuestra ciudad tenemos de todo: autobús, tren y metro,. Utilízalos si vas a beber. Y mi deseo, como siempre, es que esta no sea tu última Navidad, porque en la calle, en la carretera, tu vida y la de los demás están en tus manos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Esta carta ha sido publicada en la revista semanal “Sietedias” de Alcobendas. Lamento que no publiquen mi pie de firma tal como es desde hace siete años, y solo pongan Flor Zapata, porque ese pie de firma es el que da sentido a mi nueva vida: Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. Madre de una hija que ya no está con nosotros por la acción de un conductor con alcohol.

Read Full Post »

Lazo de las víctimas de accidentes de tráfico. Color Naranja. Color de energía. La que nos dejan nuestros seres queridos para luchar para disminuir las víctimas

Lazo víctimas accidentes de tráfico

En el año 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas, insto a los gobiernos de los países a declarar el tercer domingo de Noviembre como el día de las víctimas de accidentes de tráfico.

Y desde ese fatídico año, que coincide con la pérdida de mi hija, cada año he trabajado para hacer visible ese día.

El primer año también coincidió con el 20-N y cuando me dirigía al Parque del Retiro pensaba que me iba a encontrar con una manifestación impresionante. Incluso según iba llegando veía mucho movimiento de personas. ¡Qué ilusa! Venía de ver el paso de las ovejitas por la cañada real que transcurre por la misma calle Alcalá.

Desde ese año, hemos ido aumentado el número de víctimas que allí nos reuníamos y nuestra voz se hacia oir cada año más. Y, puesto que es un día de mucho dolor, cada año me decía que era el último en el que estaría, pero cada año hay una nueva madre empujando, transmitiéndonos fuerzas a los que ya estamos cansados, haciéndonos crear cosas nuevas.

Pero este año, el día de nuestras víctimas coincide con las elecciones generales y nuestro evento ha tenido que esperar. Pero aunque las celebraciones sean otro día, mañana, tercer domingo de Noviembre, es “el día de las víctimas.

Creo que este año ya vamos por más de 1.300 muertos, y hoy mismo, dos nuevos jóvenes han alargado esa lista de “madres sin hijos”. Y tres personas más. Y no hablemos de los heridos que se cuentan por miles.

Este día que tendría que ir hacia su extinción, este es mi septimo año, no tiene fin, porque, por mucho que disminuyan las víctimas, siguen siendo muchas.

Yo quiero retirarme. No quiero hacer más cruces. No quiero hacer más corazones. No quiero pegar más fotos. No quiero recordar más aniversarios. No quiero abrazar a más madres y decirles, sé lo que sientes. Pero, ¿cómo abandonarles? ¿Cómo no seguir gritando que necesitamos mucho más de los políticos, de la sociedad, de la justicia, de las instituciones?

Y de la educación, esa que hoy está tan en boca y que es, quizás, lo primordial para crear futuros conductores concienciados.

Llevo siete años escribiendo de este día y ya estoy cansada, muy cansada, pero no puedo tirar la toalla, aunque debería.

Definición de Accidente: Lo que puede aparecer o desaparecer, sin destrucción del sujeto.(Definición del diccionario de la Lengua Española)

Resulta que, en lo que llamamos accidentes de tráfico siempre hay destrucción del sujeto. Ayudanos a que tras la palabra “Accidente”, no se esconda la violencia vial. Ayudanos a conseguir lo siguiente:

•Mejor y Mayor Educación. En especial para los niños y jóvenes, futuros conductores.

•Concienciar a la sociedad sobre las  muertes por los “mal llamados accidentes de tráfico”, así como la mala influencia ejercida en los jóvenes por la publicidad de la velocidad, a través de las carreras.

 •Encontrar y proponer soluciones para evitar las muertes por deficientes infraestructuras viarias, así como fomentar un mejor transporte público.

•Favorecer una convivencia sin violencia vial e intentar apartar de la carretera a los que la practican

 •Apoyar y ayudar a las víctimas de la movilidad vial en los momentos más difíciles.

 •Exigir la aplicación de unas leyes justas, encaminadas a disminuir los actos de violencia vial.

. Orientar legalmente a los afectados por la muerte en la carretera.

. Colaborar en la reeducación de los que han cometido errores que podrían haber puesto en peligro la vida de los demás.

 •Favorecer y cooperar en la unión de las diversas asociaciones de víctimas, para juntas, presionar a las autoridades y encontrar soluciones que eviten esta lacra de muertes.

 •Fomentar la “Vida en la Carretera”, en lugar de la muerte.

(Sacado del Decálogo de “Vida en la Carretera”. Asociación de afectados por la violencia vial).

Porque todos deberíamos estar comprometidos en esta lucha.

Mi solidaridad para con esas nuevas familias que pasan a ser nuevos participantes en el día de las víctimas. Vuestro dolor es también el mío, porque, antes, ya fui yo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

(Son muchos los que me faltan)

(Víctimas de tránsito)

Read Full Post »

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como cada mañana, me desayuno con la información de los accidentes de tráfico, pero no todos los días soy capaz de poner aquí la información. A
veces, necesito tomar distancia.

Esta mañana, uno de esos accidentes me ha conmovido. En él ha muerto un hombre y un niño ha resultado herido. Ha sido un siniestro más en una
carretera secundaria, de esos que últimamente se dan en su gran mayoría porque esas carreteras son las peores y las más previsibles para perder la vida.

Pero lo que más me ha dolido es que se ha tratado, una vez más, de una muerte a solas, porque ha sido un agricultor el que los ha encontrado
al día siguiente, y porque la persona que ha muerto, un hombre, lo han encontrado abrazado a su hijo de tres años. ¡Qué amor de padre! ¡Cuánto habrá
sufrido pensando qué pasaría con su hijito! ¿Cuándo vendrían a rescatarlo?

Todo ha sucedido en la carretera secundaria que une Castro del Río con Espinar, cerca de Baeza, Córdoba. Han caído a un pozo cercano a la carretera. Un poco que está justo al lado de una curva.

Estamos hartos de protestar por esas malditas carreteras secundarias que siguen en mal estado y se llevan miles de vidas.

Pienso cómo le afectará a ese pequeño niño el haber vivido este hecho, por mucho que su padre haya intentado preservarle con un abrazo. No me
pregunto por lo que pasó y pasará esa mujer que denunció la desaparición de su marido e hijo y que durante un día no supo donde estaban porque lo sé y lo
siento.

Otra vez una curva. Otra vez muerte. Otra vez una carretera secundaria.

Vuestro dolor es también el mío, porque antes ya fui yo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

 Ejemplos: muertos en Castilla-Leon en lo que va de año, hasta Octubre, 82 personas de los 114 totales.

-El 78% de los fallecidos en accidentes de tráfico tienen lugar en carreteras secundarias.

 

Read Full Post »

El pasado día 30 escribí uno de esos correos que yo llamo “correo sin entregar” a los familiares de Carlos Parra, pero lo dejé en borradores y no publiqué. En él les decía que probablemente la muerte de Carlos sirviera para que de una vez por todas muchos mal llamados accidentes de tráfico que sequedan en el limbo, sin estudiar, sin saber porqué paso, a partir de ahora se estudiarían;  que a partir de ahora,quizás, habría cambios. Hoy, en las noticias, escuchaba las declaraciones del Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas:  “Que sepa el conductor que produce un accidente por ir con el móvil, por ir pegado al conductor de
delante, haciendo adelantamientos arriesgado, con alcohol… con resultado de muerte, que será imputado de un delito de homicidio imprudente y tendrá pena deuno a cuatro años de cárcel…” (alguna palabra puede que no sea textual)

¡Por fin!

¿Será verdad que por fin más de uno no se va a ir de rositas? ¿Podrá ser que una gran mayoría no conseguirá que le juzguen como una falta en lugar de un delito? ¿Será verdad que en los accidentes de tráfico le
harán la prueba de alcohol no solo al muerto, sino al que queda vivo? No me lo puedo creer todavía.

El post que escribí a la familia de Carlos Parra lo dejé como borrador porque después de escribirlo pensé que en esos momentos mis palabras no serían de consuelo para ellos. Al revés, era demasiado dura la realidad como para pensar en el sacrificio de una vida para conseguir que otrasno se pierdan, pero de verdad que tenía esperanza que este caso, que aún está por ver que no echen para atrás la prueba de alcoholemia conseguida con la sangre guardada, sería el revulsivo para que esto cambiara.

Esta era mi carta:

“Carta a los familiares de Carlos Parra

Siempre dije que me alegraba de que el que mató a mi hija no fuera una persona conocida, no hubiera podido vivir sabiendo en todo momento dónde estaba, qué hacía, qué era de su vida, si había casado a sus hijos…

Por eso, pienso que vuestro dolor es aún mayor, como pasó con la víctima de Farruquito.

Pero en este momento, y perdonar mi atrevimiento, creo que quizás la muerte de Carlos no sea una muerte más en la carretera. Quizás su vida sirva para que haya un cambio: ¡Basta ya de accidentes de tráfico sin saber el motivo!

Como he dicho ya en otras ocasiones, son muchos los que han sido enterrados sin saber cuál fue el motivo de ese accidente, quién fue el culpable, por qué sucedió, porque en una gran mayoría, los muertos no nos pueden decir nada, los familiares se quedan sumidos en el dolor, y los atestados no dan muchas pistas.

Hasta ahora, son los familiares de las víctimas los que tienen que investigar, buscar pruebas, testigos, luchar contra administraciones, costear de su bolsillo investigadores que reconstruyan accidentes, etc.

Quizás el hecho de que esta vez el implicado sea un personaje público haga que esto cambie. Las víctimas no podemos esperar a que exista la posibilidad de que un médico haya guardado un poco de sangre para hacer una prueba de alcoholemia una vez que un juez lo haya pedido. Esto tiene que cambiar. Debe existir un protocolo de actuación que exija, por ley, o por como se quiera, que en los siniestros de tráfico, igual que al muerto se le va a realizar una autopsia, a los implicados se les realice una prueba de sangre para saber en qué estado conducía.

Cuando estábamos enterrando a nuestra hija, el culpable de su muerte estaba siendo puesto en libertad. Nosotros no podíamos estar en ese momento pidiendo, exigiendo o defendiendo los intereses de nuestra hija, pues igual pasa en miles de casos. Los familiares no pueden llegar a tiempo de pedir a un juez que se realice una prueba de sangre al implicado, y para cuando un juez la pida ya es demasiado tarde.

En esta ocasión, quizás se ha llegado a tiempo. Habrá que esperar a ver qué pasa.

Sé que en estos momentos de dolor para vosotros esto de lo que os hablo os debe sonar peor aún, porque ahora vuestro dolor es más fuerte que vuestro deseo de lucha pero después de nuestra pérdida no nos queda nada más que desear que a otros no les pase, al menos esto es lo que yo sentía y por lo que lucho.

Siento no tener palabras más reconfortadoras porque no las hay, de momento. Sé y conozco el camino que
habéis comenzado a recorrer y habrá de pasar mucho tiempo para encontrar un poco de sosiego, que no de olvido. Pero quiero deciros que el dolor compartido no es menor pero es más llevadero, y somos muchos los que estamos en vuestra misma situación y con vosotros, a pesar de la distancia.

Vuestro dolor es también el mío porque, antes, ya fui yo.

Un afectuoso saludo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Una productora de televisión me ha invitado a un programa que están haciendo sobre Ortega Cano y las víctimas de los accidentes. Sintiéndolo mucho no podré asistir, pero todo lo que tenía que decir ya lo he dicho através de este blog y en la contestación de mi imposibilidad a esta productora les decía que el problema no era que esta vez fuera un famoso, sino que se siguiese sin poder realizar  la prueba desangre para reconocer el índice de alcohol si la persona no da su autorización.

Mientras que eso no cambie muchos accidentes quedarán sin esclarecerse.

Espero que con las declaraciones del Fiscal de Seguridad Vial esto se corrija de una vez por todas. Esperemos que la fiscalía, de unavez, plante cara a los terroristas viales que existen en nuestras carreteras.

Se lo deben a nuestras víctimas.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Read Full Post »

Older Posts »